Microsoft vive de las rentas.


Un análisis de los ingresos de Microsoft en los últimos años demuestra que la empresa de Redmond se ha anclado en productos ya muy veteranos, y prácticamente no dispone de desarrollos innovadores que ofrezcan una visión de futuro. Windows, Office y su división de servidores son los claros responsables de esos ingresos multimillonarios, pero en cambio sus servicios de entretenimiento y sobre todos sus servicios on-line parecen no tener prácticamente relevancia económica.


Como indican en Silicon Alley Insider, Google ha ido cambiando su enfoque, que estaba totalmente centrado en servicios web, y que progresivamente ha pasado a mercados que tradicionalmente dominaba Microsoft como los navegadores o los sistemas operativos.

Y es que la empresa de Redmond parece un gigante dormido: la innovación no parece ofrecer ningún tipo de ventaja a Microsoft, al que se le ha criticado tanto desde el exterior como desde el interior, y que ahora debería explicar los datos extraídos en el artículo original.





Fuente: Silicon Alley Insider.


Y es que como demuestra la gráfica, los ingresos de Microsoft siguen centrándose claramente en sus negocios tradicionales. Windows y Office son absolutos protagonistas, con ingresos menores por el mercado de servidores. Sin embargo, divisiones como las de entretenimiento y on-line siguen sin ofrecer apenas rentabilidad, y Microsoft no parece que esté tratando de corregir estos datos.

Un futuro preocupante para la empresa fundada por Bill Gates, que debería reaccionar de una forma contundente si no quiere verse superada por sus competidores incluso en segmentos que dominaba con solvencia hasta ahora.

FUENTE