Grupo en el hogar

Grupo Hogar es una nueva característica de Windows 7 que hace que el uso compartido de archivos e impresoras en una red doméstica sea tan fácil que cualquiera puede configurarlo en unos treinta segundos. Literalmente.

Un grupo en el hogar me permite tener acceso instantáneo a los archivos y a las impresoras de otros equipos de la red doméstica. Por ejemplo, si estoy trabajando con mi portátil en el salón, puedo acceder fácilmente a los archivos que están guardados en el PC del despacho. También puede usar la impresora de casa sin moverme del sofá.

Pero esto no es todo. Grupo Hogar también facilita la transmisión de archivos multimedia a otros dispositivos del hogar, por ejemplo, a un marco de fotos electrónico o a una televisión de última generación.

Crear un grupo en el hogar

Primeros pasos
Antes de empezar, necesitas tener una red doméstica porque, en esencia, un grupo en el hogar consiste en compartir archivos e impresoras a través de una red existente.

Además, tendrás que asegurarte que la ubicación de red actual está establecida en “Red doméstica” (puedes comprobarlo en Centro de redes y recursos compartidos), porque Grupo Hogar solo funciona en redes configuradas en la ubicación de una red doméstica.

Si necesitas cambiar la ubicación de la red, haz clic en la configuración actual y selecciona la ubicación que desees. (Pero no asignes la ubicación de red doméstica a una red pública. No suele resultar seguro).

Centro Redes

Los equipos tienen que ejecutar Windows 7 para formar parte de un grupo en el hogar. Con Windows 7 Starter y Windows 7 Home Basic, podrás unirte a un grupo en el hogar, pero no podrás crearlo.

Crear un grupo en el hogar o unirse a él

Para crear mi grupo en el hogar, abrí la opción Grupo Hogar del Panel de control e hice clic en Crear un grupo en el hogar. Después fui a cada uno de los demás equipos de la red y los uní al grupo en el hogar. Para ello, abrí la opción Grupo Hogar del Panel de control e hice clic en Unirse ahora.

Durante el proceso de configuración de un grupo en el hogar o al unirme a uno existente, elegí las bibliotecas y las impresoras que quería compartir. Es fácil cambiarlas después. Además, pude excluir determinados archivos o compartirlos solo con determinadas personas.

Grupo Hogar proporciona una contraseña que me ayuda a proteger los archivos compartidos y las impresoras. También puedo cambiar la contraseña en cualquier momento siguiendo los pasos que se describen en Cambiar una contraseña del grupo en el hogar.

Mi grupo en el hogar no es inflexible; puedo cambiar con facilidad su configuración, por ejemplo, modificando las bibliotecas que deseo compartir.

Grupo Hogar en acción

Ahora que tengo un grupo en el hogar, ¿qué hago? ¿Cómo lo uso?

Pongamos un ejemplo. Hoy quería mandar por correo electrónico una foto de mis rosas a una amiga. Estaba usando mi portátil en el salón, pero la foto estaba en el PC del despacho. Abrí Bibliotecas, hice clic en el nombre de mi equipo de escritorio, bajo de Grupo Hogar, en el panel de la izquierda, y después hice clic en la carpeta Imágenes. Encontré la foto, la copié y la pegué en el mensaje que estaba redactando. Sencillo, ¿no?
Bibliotecas en el grupo en el hogar

Seguridad para mi grupo en el hogar

Un grupo en el hogar está protegido con una contraseña. Puedes usar la que creaste cuando configuraste por primera vez el grupo en el hogar o puedes cambiarla. Si alguna vez se te olvida, puedes verla en cualquier PC que forme parte del grupo en el hogar siguiendo los pasos que se indican en ¿Dónde se puede encontrar la contraseña del grupo en el hogar?

Las personas que pertenecen a una red doméstica no pasan a pertenecer automáticamente a un grupo en el hogar. En primer lugar, necesitan un equipo en el que se ejecute Windows 7. Además, necesitan la contraseña para poder unirse al grupo en el hogar.

Algunas cosas que conviene recordar

Estas son algunas cosas que conviene recordar para que tu experiencia con Grupo Hogar sea lo más fluida posible:

  • Cuando uses un grupo en el hogar, asegúrate de que todos los equipos que pertenecen al grupo estén encendidos, conectados a la red y que no estén en modo de suspensión ni de hibernación. Parece bastante obvio que si un equipo está apagado, no podrás acceder a los archivos compartidos que estén almacenados en él. Sin embargo, es fácil olvidarlo. ¡A mí me ha pasado!
  • Si cambias la contraseña del grupo en el hogar, escribe de inmediato la nueva contraseña en todos los demás equipos del grupo en el hogar. De este modo, todos los equipos estarán sincronizados.
  • Si usas un portátil del trabajo cuando estás en casas, ten en cuenta que los equipos vinculados a un dominio pueden unirse a un grupo en el hogar y tener acceso a archivos e impresoras compartidos con otras personas, aunque, por razones de seguridad, ellos no pueden compartir sus propios archivos e impresoras.
  • Si alguna vez tienes problemas con un grupo en el hogar, puedes usar el solucionador de problemas de Grupo Hogar para resolverlos. Abrir el Solucionador de problemas de Grupo Hogar explica cómo hacerlo. Además, en Ayuda y soporte técnico de Windows, encontrarás más información para solucionar todos los problemas que pueden surgir al usar un grupo en el hogar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>