Que hacer ante los virus informaticos

¿Qué hacer con los virus informáticos?

En el mundo de la informática hay enfermedades, hay problemas de salud, hay médicos y hay cirugías de vida o muerte. Por eso muchas veces lo mejor es pensar como en la vida real y aplicar, también, el sentido común.
¿Deja usted de salir de casa por temor a contagiarse? ¿Reniega del cuerpo humano cuando sufre una infección? ¿Va con guantes y mascarilla a trabajar por miedo a lo que pueda respirar? Es usted de los que no se conecta a Internet por que está lleno de virus y problemas.

¿Es de los que viaja al trópico sin vacunarse? ¿Le gusta salir a la autopista sin cinturón de seguridad? ¿Deja la puerta de su casa o empresa abierta cuando se marcha por la noche? Es usted de los que navega sin antivirus, o no le importa la procedencia o actualidad de su software.

Seamos sensatos. Por eso conviene mantenerse en el término virtuoso del punto medio, entre el alarmismo y la calma total. La seguridad informática es muy importante, pero no por ello vamos a limitar las posibilidades que la tecnología pone a nuestro servicio. En Microsoft hemos visto empresarios que prácticamente no usan el correo electrónico atemorizados por los virus, y empresas que no disponen de ningún tipo de dispositivo de seguridad, lanzándose al vacío de la ruleta.

Siempre queda aquello de a mi no me ha pasado nunca que es justo lo que dicen todo el día antes de que les suceda por primera vez.

Sea cual sea su caso, algunos consejos se imponen. Como que realice copias de seguridad de sus archivos de forma rutinaria (una vez por semana, por ejemplo), que mantenga actualizados sus programas, y, que no olvide que todo lo que podamos contarle sobre soluciones de protección, pasa porque los programas que tenga instalados sean legales: piratear con la seguridad de su empresa es, además de ilegal, un riesgo demasiado costoso.

Pero ¿qué es un virus?

Un virus es un programa informático que intenta transmitirse de un equipo a otro al adjuntarse por sí mismo a un archivo informático. Un virus requiere normalmente la intervención humana para transmitirse, por ejemplo, al compartir un archivo o abrir un correo electrónico.

Un gusano informático, al igual que un virus, está diseñado para copiarse a sí mismo de un equipo a otro, pero lo hace automáticamente al tomar control de las funciones del equipo que sirven para transportar archivos o información. Una vez que se haya instalado un gusano en su sistema, podrá viajar solo. El gran peligro de los gusanos es su habilidad para replicarse en grandes números.

Los virus informáticos, como los que atacan nuestra salud, tienen distintas clasificaciones: por su gravedad, por su tiempo de infección, etcétera. No todos los virus destruyen su ordenador, ni todos actúan el viernes. Es importante que se informe de los tipos que existen y que no desespere tampoco ante la idea de que vayan a surgir nuevos. Muchos profesionales y empresas trabajan a destajo para que usted permanezca tranquilo y concentrado en su negocio.

Una de las tácticas de reproducción más insidiosas de un gusano consiste en enviar más mensajes de correo electrónico con archivos adjuntos malintencionados a todos los contactos en la libreta de direcciones de un usuario. De esta forma se disfraza como un mensaje de correo electrónico que proviene de un amigo de confianza. Por esta razón, es muy importante que sea precavido a la hora de abrir un archivo adjunto de correo electrónico.

Si ya es tarde y su ordenador está infectado, no lo dude, desconéctelo de la red, sobre todo si forma parte de una red local de una empresa, y busque la solución en alguna de las direcciones que le recomendamos. Hasta hoy, siempre que ha habido un virus de extremada gravedad, todas las páginas de desarrolladores de software (Microsoft, panda, symantec, etcétera) han colgado en sus webs las soluciones de forma gratuita y con sencillas explicaciones para solucionar el problema.

Prevenir: El sentido común

La mejor forma de prevenir la infección de un gusano es tomar precauciones al abrir archivos adjuntos de mensajes de correo electrónico. Si recibe un archivo adjunto en un correo electrónico de un amigo, lo más seguro es ponerse en contacto con él y preguntarle si le ha enviado ese archivo adjunto. Si recibe un archivo adjunto en un correo electrónico de alguien a quien no conoce, lo más seguro es eliminarlo.

No conecte sus equipos a Internet si no cumple con las tres reglas que le contamos en este artículo, es como salir a una autopista sin saber si tienes o no los frenos en perfecto funcionamiento.

Cuidado con los archivos que se descarga de la red. Dude de la procedencia de los mismos por defecto.
¿Abre un paquete alegremente si este le llega sin remite a su casa? Igualmente con todo lo que transporte en dispositivos como los disquetes, los cds, etcétera.
Antes de nada, pase el antivirus para asegurarse de que no contienen ningún virus. Que usted tenga cuidado no significa en absoluto que sus amigos lo tengan.

Seguramente su oficina disponga de alguna alarma contratada con una empresa de seguridad. Seguramente esto le supone un gasto adicional.

¿Acaso duda de él? ¿Tuvo alguna duda al contratar a profesionales para que hicieran ese delicado trabajo?
Seguro que no. Pues es casi lo mismo, con la diferencia de que la probabilidad de que un virus se cuele en sus equipos sin protección es cien veces mayor a que lo hagan delincuentes en una oficina sin el cerrojo echado.

De la misma forma ¿acudiría usted a un médico que desconoce las enfermedades de los últimos veinte años? ¿Le inspira confianza un hospital cuyas medicinas se encuentran caducadas? Esto, exactamente esto, es a lo que usted se arriesga con software sin actualizar. ¿Le gustaría que a su hija le opere un cirujano sin título? Esto es dejar su empresa en manos del software pirata. Así de simple.

Los tres pasos que no debe olvidar

La información que Microsoft posee sobre seguridad y protección de los equipos ocuparía varios volúmenes en una enciclopedia. Sin embargo, y con clara intención de hacer las cosas más sencillas, ha resumido en tres pasos lo que usted debe hacer para que su equipo esté protegido. Desde aquí le aconsejamos encarecidamente que considere sagrados estos pasos y no deje de tenerlos presentes.

1.- Utilice un servidor de seguridad. Antes de conectar su equipo a Internet, debería instalar un servidor de seguridad. Es un software o hardware que ayuda a proteger su PC de hackers y muchos tipos de virus y gusanos informáticos. Si dispone, por ejemplo, del sistema operativo Microsoft Windows® XP, utilice el Servidor de seguridad de conexión a Internet integrado.

2.- Mantenga su software actualizado. Cuando usted adquiere software tiene derecho a las actualizaciones del mismo. Éstas se realizan de manera muy sencilla, o incluso automáticamente, como sucede en Microsoft Windows XP.

3.- Utilice un software antivirus actualizado. Un software antivirus es un programa que el equipo ya tiene instalado, o que se adquiere y se instala después. Le ayuda a proteger su equipo contra los virus, gusanos, troyanos y otros invasores no deseados, que pueden hacer enfermar a su equipo. Hay muchos en el mercado y seguramente los conoce (Panda, Symentec, McAfee)


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *