Cambiar la pantalla de Inicio de Windows

Cuando arranca Windows 98, muestra siempre la misma imagen. Esta pantalla no se puede modificar, pero si podemos sustituirla por otra. Si grabamos una imagen en el directorio raíz del disco duro C: con el nombre LOGO.SYS, al arrancar Windows mostrará esta imagen. Si el fichero no existe o no tiene la forma adecuada, entonces Windows muestra la imagen clásica del logotipo de Windows con las nubes de fondo, lo mismo ocurre con la imagen que vemos al apagar el sistema.

Si guardamos una imagen con el nombre LOGOS.SYS en el directorio raíz del disco duro C: cambiaremos la imagen de salida de Windows. En ambos casos la imagen tiene que ser un fichero BMP de 320 X 400 puntos y 256 colores. Para crear una imagen personalizada seguimos estos pasos:

Hacemos clic en el botón Inicio, seleccionamos Programas, Accesorios y clic en Paint, se abrirá la pantalla principal.

Como Paint ya arranca con unas medidas cualquiera, lo primero que debemos hacer es cambiar el tamaño del papel a 320 X 400, y para ello seleccionamos Imagen y luego Atributos.

En el campo ancho escribimos 320 y en el campo alto escribimos 400

Ahora insertamos una imagen o la creamos.

Una vez finalizada la imagen hacemos clic en Archivo y clic en guardar como… la ventana que nos muestra y en Nombre de archivo escribimos LOGO.SYS, en el cuadro Guardar como archivo de tipo, seleccionamos Mapa de bits de 256 colores (*.bmp,*.dib) y hacemos clic en el botón Guardar. (cuidado hay que guardarlo en la carpeta C:Windows) y sobrescribir el que ya existe.

La próxima vez que arranquemos el ordenador veremos durante el proceso de carga de Windows la imagen que hemos creado.

Truco enviado por
Luis_Kano