Cambiar la resolución del escritorio en Windows 7

La resolución del escritorio o pantalla en Windows 7 está ligada y depende del driver (Controlador) de vídeo de nuestra tarjeta gráfica.

A través de este truco te voy a explicar cómo cambiar la resolución del Escritorio en Windows 7.

1. Haces clic derecho en el Escritorio.

2. En el menú contextual que se muestra puedes escoger entre dos opciones de acuerdo con la versión de Windows que tengas:

Resolución de Pantalla o Personalizar, si escoges Resolución de Pantalla, te lleva directo, mientras que Personalizar, tienes que realizar más pasos, te recomiendo escojas Resolución de Pantalla, haces clic izquierdo en esa opción.

3. Ahora desplegamos las opciones de Resolución, y se nos mostrara en el desplegable las posibles opciones de resolución, si haces clic en la flecha que apunta hacia la derecha y arrastas hacia abajo o hacia arriba verás como puedes configurar la resolución de tu monitor, en algunos casos verás 1280×720, 800×600, ademas de otros tamaños de resolución, los mismos pueden variar dependiendo de la calidad de nuestra tarjeta gráfica. Vamos a escoger la mayor resolución en este caso 1920 x1080 que como veras nos indica el sistema es lo recomendado.

Opciones resolucion pantalla Windows 7.

4. Por último clic en el botón Aplicar, es posible que observes la pantalla apagarse y luego un mensaje donde podrás dar clic en el botón Conservar Cambios, para que la resolución se ajuste al nuevo tamaño.  También puedes hacer clic en el botón Revertir para dejar la misma resolución, un mensaje iniciará disminuyendo durante 15 segundos, de llegar a cero y no hacer clic en ninguno de los dos botones, la resolución de la pantalla quedará en el mismo tamaño y no habrá cambiado.

5. Después de hacer clic en el botón Conservar Cambios, dar clic en el botón Aceptar y tendrás la nueva resolución de pantalla.

Nota: las versiones de Windows 7 Starter y Home Basic, al aplicar Botón derecho del mouse sobre el escritorio, carecen de la opción Personalizar.

Es importante aclarar que a mayor resolución, mayor será el número de pixeles (puntos de colores) que forman la pantalla y los íconos se verán más pequeños.  A menor resolución, menor sera el número de pixeles que forman la pantalla, por lo que los íconos se verán más grandes.  Para observar imágenes se recomienda la resolución mas alta que soporte tu tarjeta gráfica ya que tu ojos estarán mucho mas descansados  después de unas horas delante del ordenador.