Disco de arranque en Windows XP

En caso de que el gestor de arranque del Windows XP se corrompiera o dañara, será de utilidad tener a mano un disco de arranque del sistema operativo.

Primero formatea un disquete desde el intérprete de comandos, para ello Inicio->Ejecutar teclea cmd y luego presiona Intro, con la instrucción format A:

Luego copia los archivos ntldr,ntdetect.com, y boot.ini que se encuentran en el directorio raíz de arranque del sistema (normalmente C:).

Recuerda que son archivos ocultos y de sólo lectura. Puedes hacerlo de la siguiente manera, activando ver todos los archivos Inicio->Panel de control->Opciones de carpeta, con el botón secundario elige Propiedades y desmarca las casillas sólo lectura y oculto. Ahora haz clic sobre uno de los archivos para seleccionarlo y luego con el botón secundario de tu ratón elige Enviar a Disco de 31/2 (A).

No olvides: devolverles los atributos de sólo lectura y oculto.