Eliminar complementos en Internet Explorer

Usando los complementos de Internet Explorer, puedes aumentar tanto la utilidad como la funcionalidad de tu navegador de Internet, sobre todo porque proporcionan un fácil acceso a tus funciones favoritas. Sin embargo, pueden hacer más lento el rendimiento del Explorer. Además, algunos pueden almacenar tu información privada.

En general, hay dos tipos principales de complementos, los que descargas y los preinstalados. Por defecto, IE sólo permite que los usuarios eliminen los que se descargan. El administrador de complementos es útil para eliminar los que se descargan. Sin embargo, según Microsoft, si el complemento no se puede eliminar con el administrador, podrías desinstalarlo a través del Panel de Control.

Abre Internet Explorer, selecciona Herramientas y luego elige la opción Administrados de complementos.

Selecciona Controles descargados en el desplegable y se nos mostraran los complementos descargados.

Haz clic en el complemento que deseas eliminar y luego selecciona Más información. Se abrirá un cuadro de diálogo.

Selecciona Eliminar y luego si se te pide, introduce las credenciales del administrador. Habrás eliminado exitosamente el complemento.

Para la desinstalación desde Panel de control

Abre el menú de inicio, selecciona Panel de Control, y luego la opción Desinstalar un programa debajo de Programas.

Desplázate a través de la lista de programas para localizar el complemento específico que deseas eliminar. Algunos complementos pueden estar asociados con programas específicos. En estos casos, encuentra el nombre del programa en la lista de opciones.

Haz clic en el complemento o en un programa, selecciona Desinstalar y luego sigue las instrucciones.