Encripte sus datos en Windows XP

Los usuarios suelen guardar en los equipos la información más importante y por desgracia los malhechores lo saben. Supongamos que un usuario guarda en su portátil los datos de sus cuentas bancarias personales o información muy valiosa sobre empresas o clientes, y desea guardar toda esta información en un lugar seguro.

El sistema de archivos NTFS incluido en Windows XP ofrece una serie de ventajas de seguridad muy útiles que no estaban disponibles en Windows® 95, Windows 98 ni Windows Me. Una de estas ventajas es la característica de seguridad EFS (Sistema de archivos de cifrado) disponible con el sistema de archivos NTFS.

Protección contra el robo de datos

El sistema EFS ofrece la posibilidad de encriptar archivos y carpetas. De esta forma, si alguien no autorizado consigue obtener acceso a un archivo después de sustraer, por ejemplo, un portátil o un disco, no podrá desencriptar el archivo y ver su información. EFS incorpora varias capas de cifrado para incrementar la seguridad. Cada archivo cuenta con una clave de cifrado de archivo única indispensable para poder desencriptar los datos del archivo. Esta clave, que también está cifrada, sólo está en posesión de los usuarios que tienen autorización para ver los datos. EFS está integrado en el sistema de archivos, lo que dificulta aún más cualquier acceso no autorizado y al mismo tiempo, facilita la administración por parte de los usuarios. El proceso de cifrado y descifrado de datos es totalmente transparente y prácticamente no requiere intervención por parte del usuario, que sólo debe elegir el archivo que desea encriptar.

Cuando encripte un solo archivo, deberá decidir si también quiere encriptar la carpeta que lo contiene. Si opta por encriptar la carpeta, todos los archivos y subcarpetas que se vayan agregando a la carpeta también se encriptarán. Si decide encriptar una carpeta, también deberá elegir si desea encriptar los archivos y subcarpetas ya incluidos en la carpeta.

Encriptado de carpetas

Cuando desencripte una carpeta también deberá decidir si descifra todos los archivos y subcarpetas incluidos en ella. Si opta solamente por desencriptar la carpeta, los archivos y subcarpetas incluidos en la carpeta permanecerán encriptados. Sin embargo, los archivos y subcarpetas nuevos no se encriptarán automáticamente.

Para encriptar un archivo o una carpeta

Abra el Explorador de Windows (haga clic en Inicio, Todos los programas, Accesorios y Explorador de Windows).

Haga clic con el botón secundario en el archivo o la carpeta que desee encriptar y, a continuación, haga clic en Propiedades.

En la ficha General, haga clic en Avanzado.

Active la casilla de verificación Encriptar contenido para proteger datos.
Los archivos o carpetas comprimidos no se pueden encriptar. Si intenta encriptar un archivo o carpeta comprimido, se descomprimirá.

Los archivos marcados con el atributo Sistema no pueden encriptarse, al igual que los archivos que se encuentran en la estructura de directorios raíz del sistema.

Para desencriptar un archivo o una carpeta

Abra el Explorador de Windows.

Haga clic con el botón secundario en el archivo o carpeta cifrado y, a continuación, haga clic en Propiedades.

En la ficha General, haga clic en Avanzado.

Desactive la casilla de de verificación encriptar contenido para proteger datos.