Enviar tarjetas electronicas ¿se trata de un mensaje privado?

El correo electrónico ha facilitado enormemente ponerse en contacto con familiares y amigos, puede enviar tarjetas electrónicas personalizadas con un clic del mouse (ratón). Actualmente existen centenares de compañías en línea que proporcionan una gama creativa de tarjetas tradicionales y tarjetas especiales animadas para cualquier ocasión, y muchas de estas compañías ofrecen sus tarjetas electrónicas gratuitamente.

¿Cómo funcionan las tarjetas electrónicas? Normalmente se crean del mismo modo que los sitios Web, es decir, se crean en Internet igual que esta página Web. En realidad, cuando envía a alguien una tarjeta electrónica, le está facilitando un vínculo en el que deberá hacer clic para acceder a la tarjeta electrónica en línea que usted ha creado.

Puede que no sea totalmente privada
Aunque muchos proveedores de tarjetas electrónicas pueden garantizar la privacidad de su tarjeta electrónica de forma que sólo pueda verla usted o su destinatario, no todos ellos lo hacen y algunos utilizan herramientas o métodos de seguridad desfasados. Podría intentar averiguar cuáles ofrecen una buena seguridad pero quizás sea mejor idea suponer que su tarjeta electrónica podrán verla otras personas.

Tras aclarar este punto, le sugerimos las siguientes directrices:

• Evite agregar información personal en la tarjeta electrónica que incluya su nombre completo, dirección personal, número de teléfono, dirección de correo electrónico, número de tarjeta electrónica, la escuela de sus hijos o cualquier otra cosa que no le gustaría que todo el mundo supiera.

• Vigile las anotaciones que adjunta a las fotos que agrega a sus tarjetas electrónicas. Recuerde que muchas organizaciones en línea utilizan los apellidos de soltera o el nombre de su mascota como método para recordar la contraseña que ha olvidado. Si incorpora esta información en una tarjeta electrónica, alguien podría utilizarla para acceder a sus cuentas en línea.

• Asegúrese de que la compañía que utiliza permite que usted o que el destinatario borren la tarjeta electrónica cuando ya no sea necesaria. Averigüe si la compañía elimina la tarjeta electrónica en una fecha concreta o después de un determinado período de tiempo.

Sugerencia: si desea guardar la tarjeta electrónica como recuerdo, seguramente podrá imprimirla o guardarla en su equipo.

• Si le gusta escribir mucho en sus tarjetas electrónicas y no está seguro de si es seguro incorporar algún dato, siga esta regla: en caso de duda, omítalo.

Además de las tarjetas electrónicas, también es cada vez más popular crear invitaciones y anuncios electrónicos que funcionan igual que las tarjetas electrónicas. En estos suele ser necesario especificar más información (como la dirección personal o la dirección de correo electrónico para confirmar su asistencia), pero facilite sólo los datos esenciales y asegúrese de que la compañía que utiliza ofrece herramientas de seguridad actualizadas.

En caso negativo o si no puede averiguarlo, pruebe con otro servicio distinto. Cuando confirme su asistencia, suponga que otros invitados podrán ver su respuesta y el texto que escriba en ella.