Evitar la activación de Windows XP

Como bien sabéis, Windows XP debe ser activado después de su instalación antes de los 30 días.
Una vez  instalado Windows XP lo activas y listo, una vez que por cualquier circunstancia hay que formatear el PC o reinstalar Windows tenemos que activarlo nuevamente, para evitar esto debemos hacer lo siguiente:

Una vez que se activa Windows XP por primera vez se guarda un archivo en nuestro PC, este archivo debemos copiarlo y guardarlo muy bien para la siguiente vez que borremos el disco duro y así evitaremos la activación nuevamente.

Para buscar y guardar el archivo que guarda las configuraciones del hardware y la activación haces clic con el botón Inicio -> Ejecutar-> escribe  wpa.dbl y pulsa el botón  Aceptar, después de unos segundos aparecerá el archivo en el cuadro buscar.

Ahora fíjate bien donde está el archivo, normalmente estará en el directorio Windows, copia este archivo en un disquete o en cualquier otro lugar del disco duro donde esté a salvo de errores y lo puedas conservar hasta que lo necesites.

La próxima vez que formatees el disco duro, o por cualquier otra causa necesites activar tu copia de Windows XP simplemente copia el archivo que acabas de guardar al directorio Windows, reinicias y listo ya está activada nuevamente tu copia de Windows XP.