FAQ Historia de Apple

Steven Wozniak y Steve Jobs eran amigos en la secundaria, ambos interesados en la electrónica. Los dos se graduaron, siguieron en contacto y terminaron abandonando sus estudios universitarios para conseguir empleo en compañías de Sillicon Valley. Wozniak comenzó a trabajar en Hewlett-Packard y Jobs en Atari.

En 1976, Wozniak, quien había estado incursionando en el diseño de computadoras, creó la computadora que luego se convertiría en Apple I. Jobs, visionario desde sus comienzos, insistió en vender la creación de Wozniak fundando el 1 de abril de 1976 Apple Computer, Inc.

Apple I no fue tomada muy en serio y no fue hasta 1977, año en que se lanzó Apple II, que la compañía empezó a cobrar importancia. Las ventas de esta computadora se dispararon, más aún a principios de 1978 con el lanzamiento de Apple Disk II, la unidad de disquete más económica y fácil de usar para su época.

En 1980 llegó la Apple III y, junto con ella, un crecimiento en el tamaño de la compañía que ya contaba con miles de empleados y comenzaba a vender sus productos al exterior. Así llegaron también varios inversores que con su experiencia se aseguraron de que Apple se convirtiera en una compañía de verdad.

Steve Jobs y otros ingenieros comenzaron a desarrollar a Lisa, una máquina que redefiniría a las computadoras personales. Sin embargo, ese proyecto terminó en manos de Mike Markkula, presidente de Apple en ese entonces y uno de sus más grandes accionistas. Jobs, que poseía el 11% de la compañía, decidió entonces tomar el proyecto de alguien más y comenzó a trabajar en la Macintosh, una computadora personal de unos 500 dólares.

En 1983, en miras de convertir a Apple en una gran compañía, Jobs convirtió a John Sculley, el entonces presidente de Pepsi-Cola, en el nuevo presidente y CEO de Apple. Jobs creía que Sculley haría crecer a la compañía, algo que resultó ser cierto, pero que también le costó su empleo.

Mientras el anuncio de la Macintosh se acercaba, Jobs comenzó a trabajar desesperadamente para conseguir desarrolladores que programaran para la nueva computadora que estaba llegando. Jobs sabía que la industria sería la encargada de coronar o destruir a la Mac. Así fue como finalmente, el 22 de enero de 1984, Apple mostró en el Super Bowl su comercial de 60 segundos presentando a la Macintosh. Al principio, la Mac se vendió muy bien, pero luego los usuarios comenzaron a sentirse disconformes por la escasa cantidad de RAM y la falta de conectividad del disco duro.

A principios de 1985 comenzaron las discusiones entre Sculley y Jobs. Sculley creía que Jobs era peligroso y descontrolado, Jobs creía que Sculley no sabía nada sobre computadoras y tampoco se esforzaba por aprender. Así fue como en mayo de 1985 Jobs decidió hacerle una jugada a Sculley para tomar el control de la compañía. Convenció a éste a que asistiera a una reunión en China para realizar un golpe en la sala de juntas mientras Sculley estaba ausente. Pero a último momento alguien le pasó la información a Sculley quien decidió enfrentarse a Jobs. Luego de una acalorada discusión entre los dos, la junta tomó una decisión: apoyó a Sculley. Jobs renunció ese mismo día.