Algunas razones para abandonar a Windows XP

Kbite

Aprender y compartir
Administrador
Algunas razones para abandonar a Windows XP.

Para muchos Windows XP es un sistema operativo que todavía cubre sus necesidades, para otros un muerto en vida y para algúnos un chollo que explotar a partir del próximo fin de soporte en abril de 2014.

No podemos negarlo, el vetusto sistema operativo de Microsoft sigue dando un buen rendimiento en equipos antiguos, pero siendo realistas muchos usuarios no tienen un motivo real para seguir usándolo.

¿Por qué decimos esto? Pues porque prácticamente cualquier equipo comprado a partir de 2004-2005 puede correr sin problema las versiones más actuales de Windows.

¿Por qué debería actualizar? Hay muchas razones, pero en este artículo os vamos a dar tres muy sencillas, pero a su vez de peso, que justifican por sí mismas el abandono de Windows XP.

Productividad

Tanto Windows 7 como Windows 8 cuentan con nuevas funciones y características que contribuyen a mejorar nuestra productividad.

A modo de ejemplo podemos citar Aero Snap en Windows 7, que nos ayuda a trabajar con varias ventanas a la vez, y Mantenimiento Automático de Windows 8, que nos permite programar tareas bastante tediosas pero necesarias para mantener nuestro sistema lo más optimizado posible, como por ejemplo desfragmentar el disco duro o realizar un escaneo en busca de malware.

Nuevas tecnologías

Con Windows XP no podremos aprovechar todas las nuevas tecnologías, ni tampoco sacar el máximo partido al hardware más moderno.

Como más de uno sabrá Windows XP fue actualizado con un hotfix para soportar procesadores de doble núcleo, pero no logra aprovechar adecuadamente CPUs con cuatro o más hilos.

Obviamente esto no es todo, ya que con Windows XP tampoco podremos disfrutar de la tecnología USB 3.0 y lo tendremos muy complicado para encontrar drivers para ciertos productos, como teclados conectados por Bluetooth, impresoras sin cables o monitores 4K, por citar algúnos ejemplos.

Seguridad

Este es, sin duda, uno de los puntos claves. La tasa de infección de Windows XP es extremadamente alta si la comparamos con versiones más recientes del sistema operativo de Microsoft, un hecho que irá a peor cuando finalice su soporte oficial a partir del 8 de abril de 2014.

La diferencia entre Windows XP SP3 y Windows 8 64 bits en tasa de infección es abrumadora. No lo decimos nosotros, es una realidad.

Conclusiones

Windows XP ha sido, con diferencia, probablemente la mejor versión de Windows y también la más longeva. Sí, ha sido un grande, pero a pesar de lo bien que ha aguantado el tipo lleva ya un tiempo acusando el paso de los años.

¿Qué alternativas tengo? Windows 7 para los más conservadores y Windows 8 para los menos puristas, ambas capaces de cubrir las necesidades de cualquier usuario y totalmente recomendables.

Fuente: muywindows.com
 
Arriba Pie