Algunos falsos mitos sobre la seguridad de las conexiones WiFi

Kbite

Aprender y compartir
Administrador
Algunos falsos mitos sobre la seguridad de las conexiones WiFi.

Existen varios mitos sobre la seguridad de las conexiones WiFi que llevamos escuchando desde hace muchos años y se han convertido para muchos en una especie de pautas para proteger sus redes. A continuación, os contamos cuales son los falsos mitos sobre la seguridad de las redes WiFi que debemos olvidar, ya que seguirlos no hará que mejore la seguridad de nuestra red.

No compartas el SSID de tu red WiFi

Todos los router inalámbricos tienen un nombre de red asignado, que se conoce a nivel técnico como SSID Service Set Identifier. Este nombre sirve para identificar la red inalámbrica desde otros dispositivos. Una de las falsas creencias pasa por desactivar la opción del router que hace que se comparta el SSID de nuestra red, para convertirnos en invisibles a los ataques. Averiguar los SSID ocultos es hoy en día una tarea muy sencilla e incluso ocultarlo puede llamar más la atención. Por ello, no se recomienda dejar de compartir el SSID con el objetivo de dificultar que la red sea atacada.

Filtrar el acceso por MAC

La dirección MAC o Media Access Control, identifica físicamente a cada dispositivo de la red. Se trata de una cadena alfanumérica separada por dos puntos del tipo 00:02: D1: 1A: 2D: 12. Otro de los falsos mitos para aumentar la seguridad es el que recomienda filtrar el acceso a la red por dirección MAC y solo permitir que ciertas direcciones accedan a la red. Una persona experimentada en la materia es capaz de conocer las direcciones MAC autorizadas y cambiarla en su ordenador para conseguir acceso. Lo único que consigue esta medida es retrasar un poco más el proceso de ataque, aunque es cierto que puede ser útil para disuadir a los usuarios inexpertos.

Limitar el número de direcciones IP e inhabilitar el servidor DHCP

Los router asignan direcciones IP a cada dispositivo que se una a la red y lo hacen utilizando, normalmente, un servidor DHCP (Dynamic Host Control Protocol). Este servicio va asignando direcciones IP a los dispositivos que se conectan al router, ya sea de forma inalámbrica o por cable. Existe la falsa creencia que desactivando este servicio, aumenta la seguridad de la red. Si un hacker ya ha conseguido acceso a la red, solo necesitará escanear de forma rápida las direcciones IP que estén en uso y asignar una a su ordenador de forma manual. Desactivar el servidor DHCP puede tener otros beneficios, pero el de la seguridad no será uno de los principales.

Las redes pequeñas son más difíciles de hackear

Otro falso mito que hace referencia a la potencia de la señal WiFi de un router y aconseja que se reduzca la potencia de transmisión. La reducción de la potencia de la señal WiFi solo ocasionará problemas de alcance y eficiencia a los usuarios legítimos de la propia red.

¿Qué os parecen los falsos mitos sobre la seguridad de las redes WiFi?

Fuente: adslzone.net
 
Arriba Pie