Calidad de la impresión según el uso que demos al documento

Kbite

Aprender y compartir
Administrador
Calidad de la impresión según el uso que demos al documento.

Algo ya sabido es que, dependiendo de la calidad de la impresión, nuestros documentos serán de mayor o menor calidad, y que esto puede influir, y mucho, en la duración de los cartuchos de tinta de nuestra impresora.

Lo que es de lógica es que si utilizamos una calidad de impresión mínima alargaremos la duración de los consumibles, ahorraremos gasto a costa de que los documentos impresos sean de menor calidad y con inferior atractivo a la hora de visualizarlos.

Por todo esto debemos tener en cuenta unas cuentas cosas básicas para realizar impresiones en función de la necesidad o uso de los documentos o imágenes a imprimir.

Puede parecer algo molesto o complicado el tener que configurar continuamente la calidad de la impresión, pero los beneficios tanto en el ámbito profesional como particular son evidentes, un ahorro más que apreciable al final de la vida útil de los cartuchos de nuestra impresora.

Siempre que podamos deberíamos recurrir al Modo borrador, sobre todo en aquellos documentos que sean para nuestro uso personal y que no deba ser presentado a terceros, por ejemplo un currículum o un examen.

Es por todo esto que deberíamos tener en cuenta la Gestión de impresión, su calidad y recomendaciones:

Aprendamos a saber cuando es conveniente utilizar una calidad de impresión en función del uso que demos a la misma, o saber cuando se debe utilizar el blanco y negro o el color.

Modo borrador: Ideal para documentos propios o que no vayamos a presentar de forma definitiva. O para todo aquello que consideremos un borrador y se pueda imprimir en "sucio".

Documentos considerados externos: Aquellos documentos que debamos presentar de forma definitiva, por ejemplo a clientes o empresas, será suficiente con imprimirlos en blanco y negro y con calidad "normal". El "color" se utilizará tan solo en aquellos casos que sea estrictamente necesario o que creamos conveniente dar una grata sensación en la lectura al destinatario.

Gráficos e Imágenes: De ser este tipo de documentos para consumo interno pero se deban imprimir en color, se podrá utilizar el color pero no en su "calidad máxima" ya que esto no compensaría el gasto que generaría por lo que no estaría justificado. Aunque si estas imágenes o gráficos deben ser remitidos a clientes o empresas deberemos utilizar la impresión en la mayor calidad posible para dar una buena sensación a los receptores del documento.

Podemos resumir lo anterior en que todo aquello que sea para consumo interno puede ser impreso en una calidad "borrador" y todo aquellos que debamos remitir a terceros hacerlo en "calidad máxima" para dar la mejor imagen posible de nuestra empresa o negocio.

------------------------------
 
Arriba Pie