Cuando el disco duro falla

Kbite

Aprender y compartir
Administrador
Cuando el disco duro falla.

¿A quien no le haya fallado algúna vez un disco rígido?


Es mas, si creías que por que tu PC funciona de primera tu disco rígido está sano, malas noticias: En los casos mas graves, después de apenas unos pocos días de uso el disco rígido ya empieza a manifestar sectores defectuosos y es a eso a lo que quería llegar, las buenas noticias:

MHDD, de la gente de hddguru.com.

Pero primero lo primero, vamos desde el principio para que me entiendan los no interiorizados en el funcionamiento interno de esta que podría considerarse una de las obras maestras de la ingeniería moderna por la cantidad de tecnología de punta llevada al extremo que contiene y que a su vez paradójicamente es una de las piezas mas arcaicas de las que componen cualquier PC o Laptop por tratarse de uno de los pocos componentes mecánicos que todavía subsisten.

13030
(Disco rígido, una pieza de ingeniería extraordinaria, en la imagen, un viejo disco abierto)

Un disco rígido internamente está conformado por por uno o mas platos metálicos o de cristal recubiertos por una película de partículas rectangulares de óxido ferroso, estas partículas son polarizadas por el cabezal en función de si se necesita almacenar un cero o un uno a una velocidad increíble: En un disco de 7200 R.P.M. (El estándar hoy en día) el cabezal planea –Si, planea, por el mismo principio de sustentación que usa el ala de un avión para volar- sobre el borde del plato a 130 Km/h a una distancia de aproximadamente 40 átomos, átomo mas, átomo menos en función de la presión atmosférica.
Según esta comparación, si el cabezal de un disco rígido fuera un Boeing 747:

  • Volaría a una velocidad 800 veces la del sonido a menos de un centímetro del suelo,
  • contaría cada brizna de hierba,
  • cometería menos de 10 errores por cada 85.000 Kilómetros cuadrados recorridos.
Tan rápido se produce el proceso que es mucho mas común de lo que podría creerse encontrar sectores defectusos producidos por anomalías magnéticas, un sector que quedó mal polarizado, polarizado a medias, es un sector ilegible.

Si uno de estos sectores ilegibles afectó algúno de los cientos de miles de archivos que no son vitales para el funcionamiento del sistema operativo instalado lo mas probable es que el usuario jamás se entere pero como es mucho mas probable que esto ocurra en archivos de uso frecuente, cuando el sistema operativo falla a raíz de un fallo en el disco rígido, el 50% de las veces se debe a esto. En los casos mas graves un sector ilegible puede afectar la tabla de asignación de archivos haciendo que desaparezcan por completo directorios –y subdirectorios y archivos contenidos dentro- o que desaparezca por completo la partición.

En este caso surgen unas cuantas posibilidades:

  • La del vago para laburar pero bueno para los negocios – “Se te rompió el disco, necesitás un disco nuevo que como no es compatible con tu placa madre también vas a tener que cambiar por nueva junto con la memoria ram y el microprocesador, además, reinstalar el sistema operativo. ¡Ah! Y se te borró todo lo que había… ¿Como? ¿No tenías backup?”
  • La facilonga - Reinstalar el sistema operativo formateando la partición: Todo solucionado ya que la posibilidad de que el sector hinchapelotas afecte un archivo importante por segunda vez es bajísima pero el problema de raíz persiste.
  • La tediosa -Formatear todo el disco rígido a bajo nivel para después particionar y reinstalar el sistema operativo: Al efectuar únicamente operaciones de escritura poniendo en cero todos y cada uno de los sectores del disco si hay un sector con un bit defectuoso y es magnético esto lo corrige, pero traten de formatear un disco de 80Gb o mas a bajo nivel y después me cuentan. (En un disco de 80Gb todo el proceso demora alrededor de una hora y media y la relación capacidad-tiempo es lineal).
  • La avanzada – Usar software regenerador de la superficie del disco: Ejecutar algúna de las tantas aplicaciones que recorren toda la superficie del disco “regenerándola”. Donde había un uno, ponen primero un cero, después nuevamente un uno y viceversa. Dónde no se pudo leer ponen un cero. Este proceso puede durar inclusive el doble de tiempo del que podría demorar un formateo a bajo nivel.
  • La posta – Usar MHDD o Victoria. Me gusta mas MHDD, por eso voy únicamente por este y por fin llegué a donde quería llegar.
MHDD es una de esas joyitas que por falta de marketing, de un nombre mas llamador y de un entorno gráfico menos “símil scandisk de DOS”, seguramente a muchos le habrá pasado desapercibida a pesar de estar incluida por defecto en cuanto CD o DVD de esos “multiherramienta” haya tenido oportunidad de usar.

Se trata de un software tan pero tan poderoso que no puedo menos que recomendar antes que nada: Lean el manual de MHDD, leánlo detenidamente si se van a poner a probar el resto de las opciones del juguetito nuevo o paguen -con su información, con su disco rígido o con la combinación de ambas cosas- las consecuencias.

A groso modo: MHDD es capaz de formatear a bajo nivel únicamente aquel sector defectuoso, dejando intacto el resto del disco rígido. No solo eso, MHDD es capaz de meterse con la G-List -una de las dos listas de sectores defectuosos que todos los discos rígidos guardan en el área de sistema- y deshacer los cambios, puede habilitar nuevamente un sector que de cualquier otra manera hubiera quedado deshabilitado para toda la vida. Hace todo esto y mucho mas, y lo hace gratis.

Meterse por primera vez con MHDD es simple. Si no lo tenés todavía en algún CD o DVD booteable del tipo Hiren´s Boot CD podés bajar un archivo .ISO para quemar en CD, un .bin para volcar a diskette -siempre y cuando encuentres en donde comprar un diskette todavía- o el ejecutable para correr desde DOS directamente.

Una vez ejecutado, te saluda con esta interface:

13031
Un HD escaneado con MHDD, lo normal es que no haya sectores con tiempos de acceso > a 50 ms.

El modo escaneo de MDD que es lo único que nos interesa en este post se inicia con la tecla F4 o tipeando a mano: “scan” sin las comillas. Hay dos opciones en el menú de escaneo que son las que mas nos interesan y que no pueden activarse simultáneamente: Erase Waits y Remap.

Erase waits: Recorre el disco rígido completo indicando como se ve en la pantalla mas arriba cuanto demora en leer cada sector. Si algún sector se pone rebelde y demora mas de 350 milisegundos en responder le aplica un correctivo, lo formatea a bajo nivel por zurdito.

Remap: De la misma forma, recorre toda la superficie, donde haya un sector marcado como defectuoso en la G-List, intentará ponerlo en uso de nuevo, previo formateo a bajo nivel. Esto recuperará la mayoría de los sectores marcados como inservibles siempre y cuando el origen del problema sea magnético (el mas frecuente) y no físico, electrónico o mecánico.
Lo recomendable es hacer no menos de dos pasadaso tres para los mas pacientes-:

  • Una simplemente escaneando la superficie del disco, para saber en que estado está, sin habilitar ni Erase Waits ni remap. Esto por lo general ya te da una pauta de con que estás lidiando, te indica con certeza si estás peleando contra un problema mecánico en el cabezal o electrónico del preamplificador, o un rayón en el disco por que asentaron las cabezas con el disco girando, etc. No solo que se ve si uno o mas sectores están fallando si no que también se ven los futuros sectores propensos a fallar.
  • A continuación una segunda pasada habilitando la opción Erase Waits, que aun que destructiva por que se lleva por delante un bit ilegible, no hace la diferencia, ya era ilegible antes de empezar todo el proceso.
  • Por último una tercera pasada habilitando la opción Remap para dar de baja los sectores que hubieran quedado marcados como inútiles en la G-List.
Se puede verificar el resultado con una cuarta pasada en modo escaneo simple. Por lo general después de los pasos 2 y 3 un disco rígido inutilizable por sectores defectuosos en la superficie está de vuelta en carrera como si nunca le hubiera pasado nada.

Resumiendo:
  • Ejecutá MHDD
  • Selecciona tu disco rígido de la lista.
  • Presioná la tecla F4 dos veces seguidas para iniciar un escaneo de superficie.
  • Volvé a Alt-Tab y me contás con que te encontraste. ¿Alguna sorpresita?
Todos los discos rígidos fallan, siempre. Que no te hayas dado cuenta todavía es otra cosa, que no te haya fallado todavía es cuestión de suerte. Cuanto mas violento sea sea el uso que le da el sistema operativo o los programas instalados a un archivo puntual, mas probable es que el disco rígido falle en la zona que aloja el archivo.

¿Alguna vez te pasó que Windows no arranca por que no puede encontrar c:windowssystem32 configsystem o software?

Ahi tenés el mejor ejemplo, esos dos son parte de los archivos que componen el “registro” de windows. Windows no les da tregua ni un segundo, los modifica permanentemente, inclusive cuando la PC no está en uso. La mitad de las veces en que falta algúno estos archivos te encontrás con sectores defectuosos en el disco y por lo general MHDD te vuelve el sistema operativo a la vida.

Si después de MHDD el problema persiste, normalmente subiendo un nivel, desde la capa física a la capa lógica, ejecutando un chkdsk desde una consola de comandos para corregir la estructura del sistema de archivos ya tenés todo solucionado.

MHDD es de entre el montón de las gratuitas, una de las herramientas mas sobresalientes, puede cortar o restaurar el tamaño original de un disco modificándole la geometría, puede bloquear el disco con una contraseña permanente o desbloquearlo si hiciera falta, puede generar sectores defectuosos al azar, formatear a bajo nivel por zonas al menos de 3 formas distintas y un largo etcétera así que por si no se entendió: lean el manual así no me putean después rompen nada.

Pueden acceder a parte del manual en línea en este enlace http://hddguru.com/software/2005.10.02-MHDD/mhdd_manual.en.html, o el manual completo en el archivo .RTF que acompaña a MHDD. También está accesible el manual por comandos desde el programa tipeando: “man <comando>”.
 
Arriba Pie