Discos SSD, lo que no debemos hacer con este tipo de unidades

Kbite

Aprender y compartir
Administrador
Discos SSD, lo que no debemos hacer con este tipo de unidades.

Los discos SSD son cada día más habituales ya que su precio ha ido disminuyendo paulatinamente, sobre todo los basados en SATA, ya que los que se basan en un puerto PCI-E son aún casi prohibitivos. Si algo ha hecho que este tipo de discos sea cada día más utilizado es su rapidez de carga, tanto el sistema operativo como las aplicaciones ganan en velocidad reduciendo notoriamente su tiempo de ejecución. Además carecen de piezas mecánicas lo que hace que su durabilidad sea mayor.

Pero se deben tener en cuenta algunos consejos para conseguir el mejor rendimiento de los discos SSD, serían los siguientes:

NO deben utilizarse herramientas de desfragmentación.

Los discos clásicos consiguen un rendimiento mejor al agrupar datos dispersos en sectores, pero en el caso de los discos SSD puede ser contraproducente ya que su vida útil se ve reducida de foema notoria. Es por lo que se recomienda la desactivación de la desfragmetación automática en equipos Windows o cualquier otros sistema que lo utilice.

NO utilizar sistemas para limpiar los discos.

En un disco HDDs cuando eliminamos algún archivo sus sectores se marcan como "borrados", pero permanecen recuperables hasta que esos sectores no se sobreescriben, siendo posible recuperarlos. Pero los SSDs cuentan con TRIM que trabaja y elimina completamente los datos que se encuentren en los sectores y esto se hace de forma inmediata, lo que hace imposible recuperarlos haciendo innecesaria una "limpieza".

NO utilizar sistemas operativos antiguos.

Si utilizamos sistemas como Windows XP, Windows Vista, OS X y Linux de versiones ya muy anteriores u obsoletas no tendremos el soporte de TRIM con lo que cuando queramos borrar archivos no se podrá completar el envío de dicho comando y los datos permanecerán en los sectores del disco, lo que hará reducir el rendimiento ya que si queremos grabar nuevos datos en esos sectores deberemos realizar primero operaciones de borrado y luego de escritura. Esto afecta muy negativamente al rendimiento del disco SSD por lo que no es aconsejable deshabilitar TRIM.

NO ocupemos toda, o casi toda, la capacidad del disco SSD.

Al tener muchos sectores libres las operaciones de escritura pueden ser mucho más rápidas, peri si el disco SSD dispone de poco espacio de escritura por estar muy lleno, una operación de escritura tiene que leer el bloque parcialmente lleno en su caché, modificarlo con los nuevos datos que queremos grabar y devolverlo al disco. Esto se repetiría en cada operación que realicemos hasta que el disco se quede con espacio muy reducido, sin espacio, lo que supone una falta de rendimiento muy claro. Se recomeunda no llenar undisco SSD más allá de un 75% de su capacidad total, de esta forma conseguiremos el mejor rendimiento posible.

NO hacer operaciones de escritura de forma continuada.

El ciclo de vida de un disco se suele medir en la cantidad de operaciones de escritura. El número de estas operaciones es muy alto,así que lo más seguro es que dejemos de utilizar el disco SSD antes del fin de ciclo de su vida útil, aunque al reducir el número de operaciones de escritura ese ciclo se alarga. Es aconsejable reducir en lo posible la instalación y desinstalación de programas, sobre todo las de tamaños muy grandes, películas, juegos muy pesados, etc. Además debemos desinstalar aquellos archivos que no utilicemos durante mucho tiempo y que por su gran tamaño ocupen un espacio aprovechable para otras cosas.

Si necesitamos almacenar juegos, o archivos muy pesados lo mejor es utilizar el disco SSD como unidad principal y adquirir un disco duro externo USB complementario, que siendo muy económicos, ayudarían a mantener el disco SSD con un rendimiento máximo para sistema operativo y archivos personales.

---------------------------------------------
 
Arriba Pie