hackers ponen precios a los datos de la gente

Estado
Cerrado para nuevas respuestas

yosoydoug

Ex- Mod
Miembro
La escala de precios que pusieron los delincuentes informáticos parte de €1,5 y llega hasta los €225, dependiendo de qué se quiera adquirir. Las principales conclusiones de un informe esclarecedor

Desde hace tiempo los hackers dejaron de ser adolescentes con ganas de diversión para convertirse en verdaderas máquinas de hacer dinero fácil, a costa del robo de datos confidenciales de empresas y personas comunes y corrientes, como usted.

No por nada los medios de comunicación se encargan de transmitir cada vez con más frecuencia las alertas de las compañías de seguridad.

Ahora, un nuevo informe viene a echar luz sobre el asunto, explicando cuánto cuestan los datos más sensibles de una persona y dando cuenta del alarmante crecimiento de estos delitos en internet.


Así, un trabajo de Symantec indica que los datos de una tarjeta de crédito se pueden comprar en internet por €1,50 si se compran en grandes cantidades, mientras que el precio por los datos de acceso a una cuenta bancaria en línea asciende a unos €225 euros.

Los criminales también venden los datos de acceso a computadoras personales por unos €5, mientras que los datos completos de una identidad robada, con el número de la seguridad social y de la tarjeta de crédito incluidos, cuesta menos de €15.

Cómo lo hacen

Una de las técnicas utilizadas por los delincuentes para robar este tipo de información es por medio de la venta de productos a precios irrisorios en páginas web falsas, usadas sólo para recopilar los datos confidenciales.

Un ejemplo de ciberladrón es el del británico David Levy, que vendió artículos inexistentes por unos €300.000 con las identidades falsas de usuarios de eBay con buenos historiales de ventas por internet, condición importante para vender productos en esa plataforma de subastas.

Levy, de 29 años, fue condenado a tres años de cárcel en noviembre del 2005.



Phishing


La misma empresa informó que más de seis millones de computadoras están infectados en todo el mundo, lo que representa un aumento de un 29% en el segundo trimestre del 2006 respecto a la primera mitad del año.

Europa, Oriente Medio y África, son las regiones en donde se detectó una mayor actividad de amenazas como phishing, ataques en Internet, spam o servidores controlados por bots, gusanos o troyanos que se instalan en los ordenadores para realizar acciones fraudulentas.

El informe de Symantec muestra que hay un aumento de robos y filtraciones de datos, así como un incremento de grupos de delincuentes que operan en la red y que crean códigos maliciosos para apoderarse de información confidencial que venden después en el mercado negro.

Asimismo, se informó que durante la segunda mitad de 2006, el envío de mensajes no solicitados representó el 59% de todo el tráfico del correo electrónico monitorizado y un 30% de estos mensajes estaban relacionados con el sector de los servicios financieros.

Los delincuentes utilizan estos fraudes para obtener beneficios económicos mediante la compra de acciones cuando tienen un valor bajo.

Luego incrementan de forma artificial el interés por los títulos al hacer llegar a los internautas mensajes no solicitados en los que hay falsas estimaciones que auguran un gran rendimiento y aumento del valor de las acciones.


Algunas de las personas que reciben estos mensajes confían en ellos y compran acciones, lo que crea una mayor demanda y hace subir su precio, momento en el que los delincuentes venden y obtienen beneficios por la operación.

Fuente
 

freno0

Nuevo Miembro
Miembro
La escala de precios que pusieron los delincuentes informáticos parte de €1,5 y llega hasta los €225, dependiendo de qué se quiera adquirir. Las principales conclusiones de un informe esclarecedor

Desde hace tiempo los hackers dejaron de ser adolescentes con ganas de diversión para convertirse en verdaderas máquinas de hacer dinero fácil, a costa del robo de datos confidenciales de empresas y personas comunes y corrientes, como usted.

No por nada los medios de comunicación se encargan de transmitir cada vez con más frecuencia las alertas de las compañías de seguridad.

Ahora, un nuevo informe viene a echar luz sobre el asunto, explicando cuánto cuestan los datos más sensibles de una persona y dando cuenta del alarmante crecimiento de estos delitos en internet.


Así, un trabajo de Symantec indica que los datos de una tarjeta de crédito se pueden comprar en internet por €1,50 si se compran en grandes cantidades, mientras que el precio por los datos de acceso a una cuenta bancaria en línea asciende a unos €225 euros.

Los criminales también venden los datos de acceso a computadoras personales por unos €5, mientras que los datos completos de una identidad robada, con el número de la seguridad social y de la tarjeta de crédito incluidos, cuesta menos de €15.

Cómo lo hacen

Una de las técnicas utilizadas por los delincuentes para robar este tipo de información es por medio de la venta de productos a precios irrisorios en páginas web falsas, usadas sólo para recopilar los datos confidenciales.

Un ejemplo de ciberladrón es el del británico David Levy, que vendió artículos inexistentes por unos €300.000 con las identidades falsas de usuarios de eBay con buenos historiales de ventas por internet, condición importante para vender productos en esa plataforma de subastas.

Levy, de 29 años, fue condenado a tres años de cárcel en noviembre del 2005.



Phishing


La misma empresa informó que más de seis millones de computadoras están infectados en todo el mundo, lo que representa un aumento de un 29% en el segundo trimestre del 2006 respecto a la primera mitad del año.

Europa, Oriente Medio y África, son las regiones en donde se detectó una mayor actividad de amenazas como phishing, ataques en Internet, spam o servidores controlados por bots, gusanos o troyanos que se instalan en los ordenadores para realizar acciones fraudulentas.

El informe de Symantec muestra que hay un aumento de robos y filtraciones de datos, así como un incremento de grupos de delincuentes que operan en la red y que crean códigos maliciosos para apoderarse de información confidencial que venden después en el mercado negro.

Asimismo, se informó que durante la segunda mitad de 2006, el envío de mensajes no solicitados representó el 59% de todo el tráfico del correo electrónico monitorizado y un 30% de estos mensajes estaban relacionados con el sector de los servicios financieros.

Los delincuentes utilizan estos fraudes para obtener beneficios económicos mediante la compra de acciones cuando tienen un valor bajo.

Luego incrementan de forma artificial el interés por los títulos al hacer llegar a los internautas mensajes no solicitados en los que hay falsas estimaciones que auguran un gran rendimiento y aumento del valor de las acciones.


Algunas de las personas que reciben estos mensajes confían en ellos y compran acciones, lo que crea una mayor demanda y hace subir su precio, momento en el que los delincuentes venden y obtienen beneficios por la operación.

Fuente
 

freno0

Nuevo Miembro
Miembro
La escala de precios que pusieron los delincuentes informáticos parte de €1,5 y llega hasta los €225, dependiendo de qué se quiera adquirir. Las principales conclusiones de un informe esclarecedor

Desde hace tiempo los hackers dejaron de ser adolescentes con ganas de diversión para convertirse en verdaderas máquinas de hacer dinero fácil, a costa del robo de datos confidenciales de empresas y personas comunes y corrientes, como usted.

No por nada los medios de comunicación se encargan de transmitir cada vez con más frecuencia las alertas de las compañías de seguridad.

Ahora, un nuevo informe viene a echar luz sobre el asunto, explicando cuánto cuestan los datos más sensibles de una persona y dando cuenta del alarmante crecimiento de estos delitos en internet.


Así, un trabajo de Symantec indica que los datos de una tarjeta de crédito se pueden comprar en internet por €1,50 si se compran en grandes cantidades, mientras que el precio por los datos de acceso a una cuenta bancaria en línea asciende a unos €225 euros.

Los criminales también venden los datos de acceso a computadoras personales por unos €5, mientras que los datos completos de una identidad robada, con el número de la seguridad social y de la tarjeta de crédito incluidos, cuesta menos de €15.

Cómo lo hacen

Una de las técnicas utilizadas por los delincuentes para robar este tipo de información es por medio de la venta de productos a precios irrisorios en páginas web falsas, usadas sólo para recopilar los datos confidenciales.

Un ejemplo de ciberladrón es el del británico David Levy, que vendió artículos inexistentes por unos €300.000 con las identidades falsas de usuarios de eBay con buenos historiales de ventas por internet, condición importante para vender productos en esa plataforma de subastas.

Levy, de 29 años, fue condenado a tres años de cárcel en noviembre del 2005.



Phishing


La misma empresa informó que más de seis millones de computadoras están infectados en todo el mundo, lo que representa un aumento de un 29% en el segundo trimestre del 2006 respecto a la primera mitad del año.

Europa, Oriente Medio y África, son las regiones en donde se detectó una mayor actividad de amenazas como phishing, ataques en Internet, spam o servidores controlados por bots, gusanos o troyanos que se instalan en los ordenadores para realizar acciones fraudulentas.

El informe de Symantec muestra que hay un aumento de robos y filtraciones de datos, así como un incremento de grupos de delincuentes que operan en la red y que crean códigos maliciosos para apoderarse de información confidencial que venden después en el mercado negro.

Asimismo, se informó que durante la segunda mitad de 2006, el envío de mensajes no solicitados representó el 59% de todo el tráfico del correo electrónico monitorizado y un 30% de estos mensajes estaban relacionados con el sector de los servicios financieros.

Los delincuentes utilizan estos fraudes para obtener beneficios económicos mediante la compra de acciones cuando tienen un valor bajo.

Luego incrementan de forma artificial el interés por los títulos al hacer llegar a los internautas mensajes no solicitados en los que hay falsas estimaciones que auguran un gran rendimiento y aumento del valor de las acciones.


Algunas de las personas que reciben estos mensajes confían en ellos y compran acciones, lo que crea una mayor demanda y hace subir su precio, momento en el que los delincuentes venden y obtienen beneficios por la operación.

Fuente
gracias por esta valaliosa informacion; nunca esta de mas saber estas cosillas compañero;

yo gracias ha dios,de momento solo solo meto numeros de seriales,cd keys etc;pero nunca esta de mas saber estas cosas
 
Estado
Cerrado para nuevas respuestas
Arriba Pie