impresoras

Estado
Cerrado para nuevas respuestas

Dimension-X

Nuevo Miembro
Miembro
IMPRESORAS

INTRODUCCION

Hasta la década de los 80, sólo existían dos métodos de impresión, láser o matricial, destinada la primera de ellas, por costo, a las medianas y grandes empresas y la segunda a las medianas y pequeñas empresas y a los usuarios particulares. Con la aparición de las impresoras de inyección de tinta en los años 80 y la introducción del color en la década de los 90, el mercado de la impresión sufrió un gran cambio, de modo que hoy en día las impresoras matriciales han practicamente desaparecido del mercado, excepto para usos muy específicos y las impresoras de inyección y las impresoras laser están librando una batalla en la que el único beneficiado es el usuario final.

Aunque normalmente asociamos impresora láser a un entorno empresarial, e impresora de inyección de tinta a un entorno doméstico, hoy en día, la cada vez menor diferencia de precio entre ambos tipos de impresoras y la mejora de calidad y velocidad, especialmente en la impresión en color, de las impresoras de inyección de tinta, hace que cualquier usuario profesional o doméstico tenga serias dudas sobre la tecnología a escoger.

¿COMO FUNCIONAN?

Para explicar el funcionamiento de una impresora, debemos distinguir las distintas tecnologías de impresión existentes en el mercado:

  • Inyección.
  • Laser.
  • Matricial.
  • Tinta solida.
  • Sublimación.
  • Térmica.
  • De cera térmica.

IMPRESORAS DE INYECCION DE TINTA

En general, la tinta es expulsada por unas boquillas, pasa a través de una serie de medios y es lanzada hacia el papel para construir una imagen.

Para completar una página, un cabezal de impresión se mueve horizontalmente a lo largo de la página gracias a un motor que lo mueve de izquierda a derecha y viceversa, mientras que otro motor hace avanzar verticalmente la página paso a paso. Sin embargo, para acelerar la impresión, el cabezal imprime más de una línea de píxeles de cada pasada, al menos un par de ellas, una al moverse de izquierda a derecha y otra al volver a su posición original de derecha a izquierda.

Por su parte, la cantidad de tinta que expulsan las boquillas viene determinada por el DRIVER de la impresora, que es el que decide qué boquillas expulsan tinta y cuándo lo deben hacer.

Sin embargo, debemos distinguir dos métodos básicos para lanzar la tinta sobre el papel: Tecnología Térmica y Tecnología Piezo-eléctrica.

La Tecnología Térmica es la más extendida, y por medio de ella se utiliza calor para expulsar la tinta sobre el papel. El proceso es el siguiente:

 Se calienta la tinta para formar una burbuja, de modo que la presión la hace reventar y estallar sobre el papel; al enfriarse el cabezal, la tinta se seca y el vacío creado por la explosión absorbe tinta del depósito para reemplazar la tinta que fue expulsada. Esta es la tecnología utilizada por grandes fabricantes como Hewlett Packard y Canon.

La Tecnología Piezo-eléctrica es el sistema propietario y exclusivo de EPSON y consiste en lo siguiente:

 El cabezal de impresión tiene una especie de cristal detrás del depósito de tinta con la forma de un cono de altavoz que vibra cuando se le aplica una corriente eléctrica; al vibrar este cono expulsa una gota de tinta a través de la boquilla y ésta queda depositada en el papel, sin necesidad de calentar la tinta.

IMPRESORAS LASER

Funcionan de modo similar a las fotocopiadoras, diferenciándose en la fuente de luz, pues en la fotocopiadora la página es escaneada con una luz brillante, mientras que en la impresora la fuente de luz es un láser.

El proceso es el siguiente:

CARGA DEL TAMBOR. Se emplea un tambor especial de fotoconducción orgánica, el cual retiene carga eléctrica en su superficie mientras se encuentra en la obscuridad y conduce carga eléctrica cuando se expone a luz directa. En este paso, la superficie completa del tambor se expone a la luz directa. En este paso, la superficie completa del tambor recibe una gran carga eléctrica negativa del cargador tipo corona. Debido a la obscuridad el tambor retiene toda la carga en su superficie, hasta que dichas cargas sean removidas o conducidas por la exposición de luz láser de la unidad de exploración.

EXPOSICION DE UNA IMAGEN SOBRE EL TAMBOR. En este paso la información proveniente de la computadora de la página a imprimir, es transferida a la tarjeta de interfaz, en la impresora, esa tarjeta le indica a la unidad de exploración que es lo que tiene que "ESCRIBIR" sobre el tambor. En cuanto recibe la información la unidad de exploración utiliza un rayo láser para escribir o explorar la información sobre el tambor. Las areas donde la luz del láser inciden sobre el tambor, pierden su carga negativa y vienen a ser neutralizadas. Una vez escrita (o explorada) por el láser, la superficie del tambor mantiene una imagen invisible tipo espejo, llamada IMAGEN LATENTE DE LA PAGINA A IMPRIMIR. En este paso es como si el tambor fuera un negativo fotográfico esperando ser revelado.

REVELADO DE LA IMAGEN. La impresora utiliza un TONER para revelar la imagen en la superficie del tambor. Este tóner es una mezcla de material magnético y resina, el cual recibe carga eléctrica negativa de la unidad reveladora. En cuanto pasa la superficie del tambor por la unidad reveladora, el tóner cargado negativamente es atraído por las areas neutralizadas. De esta manera, el tóner atraído sobre la superficie revela la imagen latente del tambor.

TRANSFERENCIA DE LA IMAGEN AL PAPEL. En este paso, el papel ya ha sido alimentado a la impresora. Cuando el papel pasa justo debajo del tambor recibe una alta carga positiva de la unidad de transferencia colocada justo debajo del papel. El papel cargado positivamente atrae al toner del tambor cargado negativamente y de esta manera se transfiere la imagen al papel.

FUSION DE LA IMAGEN EN EL PAPEL. Después que el tóner se transfiere sobre el papel debe ser fusionado o comprimido para adherirlo al papel. La impresora láser utiliza calor y compresión para fusionar el tóner en el papel. Durante este paso el papel pasa entre 2 rodillos calientes en la unidad de fusión, ejerciendo calor y presión sobre el papel, de esta manera el tóner queda fusionado al papel. Una vez fusionado el tóner el papel sale de la impresora.

LIMPIEZA DEL TONER SOBRANTE DEL TAMBOR. Algo de tóner puede adherirse al tambor después del paso de transferencia. Antes que el tambor pueda aceptar otra imagen este tóner residual debe ser limpiado del tambor. La impresora limpia el exceso de tóner del tambor utilizando una naveja de limpieza en el rodamiento del tambor. El tóner residual retirado del tambor se deposita dentro del depósito del tóner en el compartimiento del tambor.

BORRADO DEL TAMBOR. La navaja de limpieza no quita la imagen latente invisible del tambor, para esto la impresora utiliza la luz de una lámpara limpiadora. En este paso la lámpara limpiadora ilumina la superficie del tambor, neutralizando o descargando la superficie a carga eléctrica. El tambor neutralizado esta listo para ser cargado y explorado por el láser con una nueva imagen.

En algúnas impresoras económicas (llamadas impresoras LED), el láser se sustituye por una matriz de LEDs, aunque se pierde en resolución lo que se gana en precio.

También existen impresoras LCD, en las que se sustituyen los diodos por un panel de cristal líquido como fuente de luz.

La principal diferencia entre una impresora de inyección de tinta y una láser es que:

Esta última necesita tener toda la información del documento a imprimir en su propia memoria antes de empezar a imprimir, pero el lenguaje utilizado para comunicar la información de la computadora a la impresora, para que ésta imprima exactamente lo que se ve en la pantalla de la computadora, varía según el tipo de impresora: POSTSCRIPT, PCL, GDI o ADOBE PRINTGEAR.

Las impresoras POSTCRIPT, una patente de ADOBE, fue el primer intento de un lenguaje estándar multi-plataforma (PC, MAC, ALPHA, etc.). Este lenguaje dio lugar a la aparición del término WYSIWYG (What You See Is What You Get - se imprime tal y como se ve en pantalla), y se basa en la transmisión de la página en formato vectorial para que la impresora lo transforme en puntos. La última revisión de este lenguaje, Level 2, supone un mejora a nivel de compresión de datos, gestión del color y gestión de recursos y memoria de la impresora.

Las impresoras PCL usan un lenguaje creado por HP pero de carácter abierto, lo que hace que existan numerosas impresoras láser PCL y su costo sea menor que el de las PostScript. Este lenguaje fue creado inicialmente para las impresoras matriciales, e inicalmente era bastante simple, por lo que debemos buscar versiones superiores a PCL4, habitual en las impresoras de bajo costo y que ya tiene un buen soporte para gráficos, pero debemos buscar la compatibilidad PCL5 para mejorar la velocidad, para la comunicación bidireccional con el ordenador y para la gestión del color, y PCL6 si buscamos ante todo velocidad o imprimimos muchos documentos repletos de gráficos o una impresión habitual en color. La compatibilidad con PCL5 y PCL6 encarece el precio de las impresoras al necesitar un hardware interno (memoria de la impresora, procesador de la impresora, etc.) más robusto.

Además es muy habitual encontrar en el mercado impresoras compatibles con el lenguaje PCL5 o PCL6 a las que se puede añadir en opción el soporte para lenguaje PostScript2. Las impresoras láser de gama alta suelen soportar ambos lenguajes, además de otras emulaciones adicionales de HP, EPSON e IBM.

La impresoras láser GDI son la alternativa económica a los dos lenguajes anteriores. Con las impresoras Windows GDI (Grafical Device Interface) es la propia computadora la que manda las páginas directamente a la impresora en formato de mapa de bits para que los documentos se impriman directamente. De este modo, las impresoras GDI son bastante económicas por no requerir en la propia impresora una gran cantidad de memoria o el típico procesador RISC. Por supuesto, hay desventajas: menor velocidad de impresión y pérdida de recursos del sistema durante la impresión. Obviamente este tipo de impresoras solamente conviene en el ámbito doméstico.

Algunos fabricanmtes eligen el Windows Print System, un lenguaje creado por Microsoft que es una variante de GDI, en el que el paso del mapa de bits se realiza durante la propia impresión, y no previamente, por lo que se ahorran recursos. También hay fabricantes que venden impresoras de tipo mixto, en las que bajo Windows utilizan el sistema GDI y bajo DOS utilizan PCL o PostScript, siendo un método para abaratar costos de fabricación.

Una laternativa presentada recientemente por Adobe es ADOBE PRINTGEAR. Este lenguaje está destinado a las impresoras láser personales o para pequeñas oficinas, y se basa en un procesador a 50MHz y un Driver de alta complejidad que realizan la mayoría de las funciones típicas de los procesadores RISC de impresoras láser, abaratando de manera importante el costo de la impresora.
 

Dimension-X

Nuevo Miembro
Miembro
IMPRESORAS MATRICIALES

El funcionamiento de las impresoras matriciales se basa en el golpeteo de una serie de agujas o alfileres contra una cinta de tinta, de modo que se crean sobre el papel una serie de puntos muy próximos entre sí con la forma apropiada.

La calidad de la impresión vienen determinada por el número de agujas o alfileres, entre 9 y 24, de modo que a mayor número, mayor calidad, siendo las de 24 agujas las que ofrecen una calidad aceptable.

La velocidad se mide en cps (caracteres por segundo), oscilando entre 50 y 500, siendo menor la velocidad a mayor resolución.

La única ventaja frente a otras tecnologías es el poder imprimir sobre papel continuo multicopia (el papel continuo simple puede utilizarse también en algúnas impresoras láser y de inyección).

OTRAS TECNOLOGIAS DE IMPRESION

Las impresora de Sublimación de Tinta se basan en el calientamiento de la tinta de modo que pase de estado sólido a estado gaseoso, controlando la cantidad de tinta por medio de diferentes temperaturas. La tinta se aplica con un tono contínuo, en vez de con puntos como en una impresora de inyección, y se aplica cada uno de los colores a toda la página de una vez, empezando por el amarillo y acabando por el negro. El papel necesario es muy caro y la velocidad de impresión, debido a las múltiples pasadas, es muy lenta, aunque la resolución y los resultados son espectaculares.

Las impresoras de Tinta Sólida, un sistema casi exclusivo de TEKTRONIX, funcionan derritiendo un cilindro de cera de tinta y esparciéndolo por un tambor de transferencia, de donde es transferido al papel de una sola pasada. Estas impresoras son típicas en redes, y suelen traer conexiones paralelo, SCSI y Ethernet, y aunque su calidad es superada por muchas impresoras láser en color y algúnas de las recientes impresoras de inyección de tinta de calidad fotográfica, su costo de adquisición y mantenimiento es muy bajo e imprimen con una muy alta calidad en casi cualquier tipo de papel, y son muy utilizadas para realizar transparencias en color e impresiones de gran tamaño.

Las impresoras de Cera Térmica son similares a las de sublimación de tinta y utilizan una película plástica recubierta de colorantes de cera, y su impresión se basa en el calentamiento de puntos de tinta sobre un papel especial térmico. Al igual que las anteriores son lentas y de baja resolución y su uso se limita a aplicaciones muy específicas.

Las impresoras Térmicas Autocromáticas son un reciente invento que se ha creado para asociarlas directamente a las cámaras digitales. El papel térmico-autocromático tiene tres capas de pigmento (cian, magenta y amarillo) sensibles cada una de ellas a una temperatura diferente, y la impresora utiliza cabezas térmicas y ultravioleta para calentar las zonas del papel en tres pasadas sucesivas. Sus resultados son espectaculares y se afirma que su resistencia al tiempo es mejor que en el caso de las impresoras de sublimación.

ASPECTOS A CONSIDERAR CUANDO SE COMPRA UNA IMPRESORA

RESOLUCION

En las impresoras de inyección de tinta, la resolución viene determinada por el número o la densidad (proximidad entre ellas) de las boquillas que expulsan la tinta sobre el papel. Esta densidad oscila entre 300 y 600 dpi o ppp (dots per inch - puntos por pulgada) en el caso de las de tecnología térmica y está alrededor de 720ppp en el caso de las piezo-eléctricas.

Sin embargo, ambos tipos de impresoras ofrecen resoluciones mejoradas que suelen ser normalmente el doble de la resolución nativa (1,200ppp y 1,440 ppp respectivamente) que suelen conseguierse mediante pasadas múltiples o mediante complejos algoritmos de cálculo.

Sin embargo, no es siempre la resolución lo que interesa: mientras que la mayoría de los usuarios y las oficinas buscan una alta definición tanto en el texto en blanco y negro, como en las imágenes en color, los usuarios que desarrollan tareas gráficas, están más interesados en el número de niveles de color en cada punto, y de ahí la reciente aparición de impresoras con cartuchos de hasta colores diferentes, especialmente pensadas para aquellos que buscan ante todo la calidad fotográfica.

En las impresoras láser, la resolución viene dada horizontalmente por la rotación del tambor mientras se carga selectivamente de electricidad mediante el laser, siendo normalmente cada paso de 1/600 de pulgada, lo que obviamente da lugar a una resolución de 600ppp en vertical y horizontalmente por la rapidez con la que se enciende y se apaga el láser. En el caso de las impresoras LED y las impresoras LCD la resolución suele ser menor, debido a la resolución horizontal de 300ppp fija limitada por la propia fuente de luz.

En el caso de las impresoras matriciales, la resolución viene marcada por el número de agujas (descartar las de menos de 24 agujas para conseguir una calidad casi imprenta), y hay que tener en cuuenta que la resolución es inversamente proporcional a la velocidad: a mayor resolución, más lentitud.

VELOCIDAD

La velocidad en una impresora de inyección de tinta depende de la velocidad con la que se cargan los inyectores para poder lanzar de nuevo sobre el papel una carga de tinta y de la anchura de la banda de impresión (cuántas líneas se imprimen simultáneamente en el recorrido de un lado a otro y el retorno del cartucho a la posición inicial), la cual viene determinada por la propia cabeza impresora.

Debido a las características de las impresoras de tecnología térmica, en general se puede afirmar que éstas son más lentas que las de tecnológía piezo-eléctrica, debido a la necesidad de las primeras de un tiempo para calentar el cabezal y otro pequeño tiempo para quye se enfríe, pero en muchos casos éste retraso queda compensado por la mayor anchura de la banda de impresión.

En las impresoras láser, la existencia de un procesador dedicado para la propia impresora (excepto las GDI) y las propias características del láser o los LEDs hace que la impresión sea mucho más rápida que en una impresora de inyección, lo que las hace especialmente adecuadas para el entorno donde se necesita una gran cantidad de copias o varios usuarios deben imprimir a una misma impresora, necesitando que ésta esté liberada de trabajo lo antes posible. Las impresoras GDI suelen ser más lentas, entre 4 y 8 ppm (páginas por minutos), pero las LASER y las LED con tecnología PostScript 2 o PCL5 y PCL6 llegan a alcanzar hasta 35ppm.

Las impresoras matriciales son especialmente lentas, sobre todo a altas resoluciones, pero este tipo de impresoras tienen como función primordial el poder imprimir sobre papel multicopia autocalcante, con lo que la velocidad no es el principal aspecto a tener en cuenta a la hora de la compra.

Por tanto, no debemos olvidar, especialmente en el caso de las láser el valor anunciado de número de páginas por minuto que la impresora es capaz de imprimir. Este valor oscila entre 2 y 10ppm en las impresoras de inyección de tinta, aunque en impresión color la velocidad siempre es bastante menor que para blanco y negro, y entre 6 y 50ppm para las impresoras láser, oscilando en torno a 6ppm para color.

COLOR

La impresión en color se consigue mediante la mezcla de tres o más colores básicos en diferentes cantidades, en un proceso conocido como DITHERING (síntesis sustractiva). Los tres colores básicos son: el cian (un color azul-verdoso complementario del rojo), el magenta (color carmesí oscuro, que se suele obtener mezclando rojo y azul) y el amarillo. Algunas impresoras añaden uno o dos colores más: el cian claro y el magenta claro, para aumentar el número de colores posibles mediante combinación.

La impresora de inyección de tinta de tres colores (un solo cartucho con tinta de tres colores) lleva ya algún tiempo en el mercado y existen modelos de muy bajo costo pero con la aparición de la impresora de cuatro colores (un cartucho de tres colores y un cartucho de negro simultáneamente) y su progresiva baja de precio, hoy no tiene sentido comprar una de las primeras, tanto por los resultados obtenidos (el negro obtenido a partir de la mezcla de los tres colores tiene un tono violeta o grisaceo) como por la velocidad de impresión (el negro se forma combinando los tres colores, con lo que un carácter de color negro necesita el triple de tiempo para imprimirse).

Para conseguir un número ilimitado de colores (16.7 millones es más de lo que puede distinguir el ojo humano) las impresoras color son capaces de crear 256 tonos por cada punto y por cada color (es decir, con tres colores, 256x256x256=16,777,216 colores), con lo que aumentando el número de tintas de 3 a 4 o a 5, además del negro, se consigue el efecto de "tono contínuo" que caracteriza a la impresión de calidad fotográfica.

Las impresoras láser en color producen el color mediante cuatro pases del papel por el tambor (una para cada color) o por cuatro tambores diferentes, colocando el toner en el papel de uno en uno. Algunas impresoras crean la imagen en color sobre una superficie de transferencia antes de pasar la impresión al papel, como es el caso de muchas de las impresoras LED, o tienen cuatro líneas de leds de modo que los cuatro toners se depositan a la vez sobre el papel.

MANTENIMIENTO

Las impresoras con un mantenimiento más barato son las impresoras matriciales, donde la cinta de impresión puede aprovecharse durante mucho tiempo hasta que está tan gastada que casi no puede leerse lo que se imprime.

Por el contrario las impresoras de inyección de tinta tienen el mantenimiento más caro, por diversos motivos: “Alto costo por página, tanto en blanco y negro como en color, por el elevado costo de las recargas”. “Desperdicio de tinta en los cartuchos de color: cuando se agota uno de los colores antes que los demás, nos vemos obligados a cambiar todo el cartucho, con el desperdicio que esto supone. Hay, sin embargo, impresoras que tienen un cartucho independiente para cada color, con lo que esta opción debe tenerse en cuenta a la hora de la compra. “Necesidad de papeles especiales, sobre todo para la impresión en color o a altas resoluciones, cuyo costo es bastante elevado”.

En cuanto a las impresoras láser, éstas presentan un mantenimiento mucho más económico, dando lugar a un mucho menor costo por página, tanto en blanco y negro como en color, no sólo por el precio de los consumibles, sino también por el hecho de poder imprimir sobre prácticamente cualquier tipo de papel con una muy alta calidad.

Sin embargo, a la hora de la compra, debemos tener en cuanta que además de cambiar el toner (tinta) cada cierto número de hojas impresas (normalmente en torno a 3.000 hojas), también es necesario cambiar el tambor sobre el que se crea el "negativo" de la página impresa mediante la carga electroestática. El problema es que algúnas impresoras láser el tambor está dentro del cartucho, con lo que el consumible sube de precio considerablemente.

En cuanto a las impresoras láser en color, el costo de mantenimiento es bastante alto, incluso superior a las de inyección de tinta, debido a que debemos cambiar periódicamente, dependiendo de cada fabricante, muchos más consumibles y componentes que en una impresora láser monocromo. Sólo la alta calidad, la rapidez y la posibilidad de impresión sobre cualquier tipo de papel compensan este gasto.

Saludos Cordiales
 
Estado
Cerrado para nuevas respuestas
Arriba Pie