Internet Explorer y Microsoft Edge están en caída libre

Kbite

Aprender y compartir
Administrador
Internet Explorer y Microsoft Edge están en caída libre.

Los navegadores de Microsoft. Internet Explorer y Microsoft Edge, están a la baja de forma constante, su caída parece no tener fin y se ha convertido en algo constante, algo inesperado por haber sido no hace tanto tiempo un status de monopolio de la compañía.

ComputerWorld ha publicado, con todos los datos recopilados por la firma de análisis Net Application, un artículo en la que se puede comprobar la caída de la cuota de mercado de los navegadores de Microsoft. Entre los dos navegadores, Internet Explorer y Microsoft Edge, la cuota bajó en un 1,9% solo en el mes de Septiembre, con una cuota total del 30,6%, obviamente muy por debajo del 54,4% que obtiene Chrome, el navegador de Google.

Esta caída en el mes de Septiembre es la sexta consecutiva, Internet Explorer y Microsoft Edge han perdido un 18% en lo que llevamos de año, porcentaje muy alto veamos como lo veamos. ComputerWorld ha dicho: “ningún otro navegador ha perdido un mayor número de usuarios de manera más rápida, con la excepción de Netscape Navigator en la década de 1990”. Y este fue precisamente el que Microsoft desplazó y defenestró para colocarse como líder indiscutible ... hasta la aparición de Firefox, el principio de sus males.

Los porcentajes de cuota tal vez no nos dejen una panorámica tan real como decir que el problema es los navegadores de Microsoft han perdido ha perdido 292 millones de usuarios en navegación web, y solo en lo que llevamos de año. una auténtica y desastrosa sangría.

paFGuev19NP9.jpg


Una solución temprana y rápida no se puede ver, el dejar de dar soporte a las versiones anteriores de I. Explorer fue el principio de todos sus males, forzaron a los usuarios a buscar alternativas para la navegación, I.E. o Edge, pero la mayoría se inclinó por otras opciones distintas.

Internet Explorer ya pertenece al pasado de Microsoft, y Edge es un buen navegador, fiable y moderno, más compatible y rápido que I.E., pero se lanzó con retraso y cuando se hizo solo se permitió incrustado en Windows 10, dejando de lado a los millones de usuarios que aún utilizan Windows 7 o Windows 8.1.

A esto se le llama mala política empresarial, nadie podrá culpar de los malos tiempos para estos navegadores más que a la propia compañía, incomprensible en un gigante tecnológico como Microsoft.

------------------------------------------
 
Arriba Pie