La privación de Internet

Estado
Cerrado para nuevas respuestas

dk01

Ex-Admin
Miembro
#1
Lo determinó un estudio de Yahoo, que analizó la conducta de un grupo de usuarios al que se le impidió conectarse 14 días. Y en una encuesta, el 75% de los internautas dijo sentirse en desventaja sin la Red.

Dos gigantes de Internet —el portal Yahoo y la líder norteamericana en medios OMD— decidieron investigar cómo se sienten los usuarios frecuentes de la Web si se les obliga a mantenerse alejados de sus computadoras durante dos semanas. Un "esfuerzo", dijeron los entrevistados, que les provocó reacciones de inseguridad, depresión y pérdida afectiva.

La información proviene de dos informes complementarios, el primero de los cuales se llama "Internet Deprivation Study" (estudio sobre la privación de Internet) y fue realizado por la consultora Conifer Research sobre trece familias norteamericanas (un total de 28 voluntarios) a quienes se les pagó entre U$S 725 y U$S 950 por participar. El estudio ha dado la vuelta al mundo a sólo 48 horas de su publicación, porque revela nuevos perfiles de los ciberusuarios frecuentes, muy interesantes para las empresas.

Sucede que, preguntados sobre cuáles eran las actividades que más extrañaron durante su "cibe rexilio", los entrevistados destacaron la posibilidad de consultar teléfonos, planos de calles y direcciones, hacer reservas, pagar facturas, leer diarios, realizar compras online o consultar precios y productos (automóviles, juguetes, ropa) sin moverse del escritorio. Y declararon sentirse muy fuera de práctica a la hora de volver a usar guías telefónicas o mapas de calles y consultar las páginas amarillas en de papel.

Pero el dato más jugoso para los investigadores fue el del papel que la Red juega en el campo de los afectos. "Se trata de un estudio indicativo de las miles de formas en que Internet, en apenas diez años, ha cambiado irrevocablemente la vida cotidiana de sus usuarios", dijo la responsable de la Oficina de Ventas de Yahoo, Wenda Harris Millard. Más allá de diferencias de edad y condición social, los voluntarios dijeron haber experimentado sentimientos de "pérdida", frustración y desconexión, y que debieron realizar "grandes esfuerzos" para evitar la "tentación de conectarse".

Sus sentimientos y vivencias fueron consignadas en diarios íntimos y videos, reflejando una dependencia que ni siquiera ellos mismos sospechaban tener antes de este experimento. La imposibilidad de enviar y recibir correos electrónicos o "chatear" (diálogos escritos cuyas frases se intercambian en forma inmediata a través de la Red) hizo que muchos se sintieran solos o debieran volver a ensayar los diálogos cara a cara o por teléfono". Uno de los momentos en que más extrañaron esta forma de comunicación fue durante las horas de trabajo, en las que les provee de salpicados momentos de intimidad (conexión con seres queridos, peleas y reconciliaciones amorosas y noticias de gente que está lejos) en medio del fárrago laboral.

La idea de que el uso permanente de Internet provoca cierta dependencia afectiva viene siendo estudiada hace ya tiempo. Pero los especialistas no logran ponerse de acuerdo sobre si realmente es o no una adicción (ver "Los medios..."). Sin embargo, esta fuerte ligazón afectiva es un dato de gran interés para quienes comercian a través de la Red. Y que, según los responsables del estudio, llevará a desarrollar más productos que capten al usuario por el lado del corazón tanto o más que a través del bolsillo.

Un segundo estudio, realizado por la consultora Ipsos-Insight sobre una población de 1.000 ciberusuarios, mostró que en materia de comunicación e investigación, Internet es imprescindible para el 48 por ciento de los entrevistados. Y que tres cuartos de los entrevistados aseguraron que sin Internet están claramente en desventaja frente a otras personas a la hora de conseguir bajos precios, servicios rápidos y ventajas similares. Además, los entrevistados consideraron tolerable un máximo de dos semanas sin navegar.

El cruce entre estos dos informes parece caracterizar con bastante fidelidad el mercado de ciberusuarios, y la manera en que la Internet ha ido empapando los diversos aspectos de la vida cotidiana.

Fuente: Clarin.com
 

Duff

Nuevo Miembro
Miembro
#2
Yo realmente no me imagino como sería mi vida sin internet. Si es cierto, me faltaría algo importante. Es más noto que la gente que no usa internet está desconectada, y en cierta forma al no aparecer en messenger es como si no existieran. La otra vez un amigo que no usa internet me dijo que había leido que la gente que usa messenger tiene hasta un 50% más sexo (o salidas) que el que no, yo diría un poco más del 50% jajaja

A veces cuando tengo que ir a buscar información, o hacer un trámite que no está en internet me pierdo todo el dia para hacer algo que con internet no tardo más de 5 minutos. Es horrible.y pensar que hasta hace poco era normal. jajaja :Pnavidad B)
 
Estado
Cerrado para nuevas respuestas
Arriba Pie