Protege tu identidad en Internet. Consejos básicos

Kbite

Aprender y compartir
Administrador
Protege tu identidad en Internet. Consejos básicos.

Lo sabemos, querido lector. Estás “hasta la gorra” de que los sitios tecnológicos que visitas te repitan una y otra vez que hay que andar con cuidado por Internet, que hay que hacer tal o cual cosa para no tener problemas, etc. Pero, ¿pones en práctica esos consejos? Porque, y esto es lo grave del asunto, la gran mayoría de gente sigue sin hacer caso, y el robo de identidad es cada vez más común. ¿Te imaginas que, de un día para otro, perdieras el acceso a tu cuenta de Google, Microsoft o Facebook, porque te han “robado” las credenciales?

La mejor muestra de cómo está la situación la tuvimos la semana pasada, en la que se comprometieron más de 250.000 cuentas de Twitter, contraseñas incluidas. A pesar de que los responsables de la red social aseguraron que estaban cifradas, la recomendación era inequívoca: cambiar la contraseña cuanto antes, por si acaso.

A este respecto nos llegan cuatro consejos básicos enfocados en un principio a proteger la cuenta de Twitter, mas aplicables a cualquier servicio que se utilice en la Red de redes. Presta atención:

Contraseñas fuertes

Deja ya de utilizar palabras sencillas como contraseña, mucho menos si están relacionadas contigo (nombres de familiares, mascotas, etc). Las claves que utilices deben ser intrincadas, llenas de caracteres aleatorios e imposibles de recordar. Has leído bien, y es que no tienes que recordar nada, ya lo hace el navegador por ti o, mejor aún, el gestor de contraseñas, que también te servirá para generar claves irrompibles mediante un ataque de fuerza bruta. Y cámbialas regularmente.

Cuidado con el phishing

No te fíes de nadie. Como decimos más arriba, intentar sustraer una contraseña fuerte a base de fuerza bruta es prácticamente imposible. Es mucho más sencillo engañar a la víctima, por ejemplo, mandando un correo electrónico que parezca legítimo reclamando la contraseña de cualquier servicio que utilices. Recuerda esto: no debes compartir tus contraseñas con nadie, nunca. Asimismo, revisa con atención las URL de las páginas que visites, por muy auténticas que parezcan, especialmente si vas a introducir credenciales.

Cuida de tu equipo

Como en tantas otras facetas de la vida, en la seguridad en Internet también es mejor prevenir que curar. No cuesta mucho hacerlo: mantén todo el software que utilices siempre actualizado, para evitar seguir exponiendo vulnerabilidades que hayan sido corregidas. Hablamos muy especialmente de los navegadores web y los plugins -Java, Flash Player- que utilizan, pero también del resto de aplicaciones del sistema que se conecten a Internet, así como de los programas antivirus / malware que tengas instalados, que siguen siendo imprescindibles en Windows.

Evita los ordenadores públicos

Este último consejo es esencial: no introduzcas tus datos de acceso a cuentas personales en ordenadores que no sabes qué tienen corriendo bajo el telón, ya sea en hoteles, aeropuertos, centros de negocios o en los equipos de compañeros de trabajo, amigos o familiares. Según la ocasión es una mala práctica difícil de evitar, es cierto, pero no hay método más seguro para, valga la redundancia, asegurar tu identidad en Internet, que no fiarse de lo que no se controla.

Fuente: muycomputer.com
 
Arriba Pie