Servicios en Windows 8

JoseIgnacio

Miembro Activo
Miembro
Windows 8 funciona muy rápido y eficiente debido a las características propias, por lo que en equipos modernos en la práctica no representa gran beneficio detener o deshabilitar servicios que se ejecutan en segundo plano.
No obstante los que desean ajustar al máximo el sistema para optimizar el funcionamiento del equipo y detener procesos ejecutándose de forma innecesaria, hay varios servicios que se pueden detener sin problema algúno.
También puede resultar de mucha utilidad, si instalamos Windows 8 en un equipo con pocos recursos de hardware ya que todos los servicios lógicamente, consumen memoria.

¿Cómo detener un servicio en Windows 8?

Para detener, deshabilitar o cambiar el modo de inicio de cualquier servicio se debe usar la herramienta Servicios.
Nunca se debe hacerlo usando la herramienta Configuración del sistema (MSCONFIG).

El panel de Servicios se puede abrir de varias formas:
1- En la pantalla de inicio escribe services, da un clic en Configuración y escoge la opción: Ver servicios locales.
2- Usa las teclas Windows + R para abrir la herramienta Ejecutar, escribe: services.msc y presiona la tecla Enter.
3- Usa las teclas Windows + X, da un clic en Administración de equipos, en la ventana escoge: Servicios. El panel de servicios lista todos los servicios con su nombre, descripción, estado y tipo de inicio.
Es posible ordenar las columnas dando un clic en su encabezado para conocer con más facilidad el estado y tipo de inicio.
En la siguiente imagen la lista está ordenada por el estado de ejecución de cada uno de ellos.


Ver el archivo adjunto 1112

Al dar dos clics en el nombre de uno de ellos se abre una ventana donde es posible iniciar, detenerlo, pausarlo y también cambiar el tipo de inicio predeterminado.


Ver el archivo adjunto 1113
Antes de hacer algún cambio es necesario cerciorarse si existen otros servicios que dependan del mismo.
La pestaña Dependencias lo indica si así fuera.

En Windows 8 no se debe deshabilitar ningún servicio.
Solamente necesitamos cambiar el modo de inicio a Manual al que no nos resulte necesario.
Esto permite que Windows pueda iniciarlo en caso de ser necesario y así evitaremos cualquier conflicto en el funcionamiento del sistema.

Por ejemplo, Adquisición de imágenes de Windows (WIA) es un servicio para importar imágenes desde escáneres y cámaras.

De forma predeterminada está configurado en el modo de inicio "Automático".
Al establecerlo en Manual lo detendremos, pero en caso de conectar un escáner e iniciar el programa necesario, Windows lo iniciará.

La próxima vez que se inicie el sistema el servicio continuará inerte.

Tipo de inicio de los servicios en Windows 8

Automático. Un servicio en este estado se inicia con Windows.
Automático (Inicio retrasado). Un servicio en este estado se inicia después de que Windows se haya iniciado completamente.
Manual. Permite que Windows lo inicie cuando sea necesario.
Manual (desencadenar inicio). Versión del inicio manual que permite a Windows iniciarlo, si no hay demasiados servicios en ejecución.
Deshabilitado. Estado en el que le es imposible a Windows o a un programa iniciar un servicio. Solo están en ese estado los que hemos deshabilitado mediante algúnas de las opciones del Panel de control.
Servicios que se pueden detener en Windows 8

Administración de aplicaciones
Adquisición de imágenes de Windows (WIA)
Aplicación auxiliar de NetBIOS sobre TCP/IP
Archivos sin conexión
Centro de seguridad
Cola de impresión (Solo si no se trabaja activamente con impresoras)
Examinador de equipos
Experiencia con aplicaciones
Hora de Windows
Inicio de sesión secundario
Registro remoto (Siempre se debe deshabilitar por cuestiones de seguridad.)
Servicio de supervisión de sensores
Servicio enumerador de dispositivos portátiles
Servidor
Windows Search Para obtener más información de cada uno de ellos usa la herramienta Servicios.
Esta es solo una lista genérica que puede servir como ejemplo.
Son varios los servicios que se pueden detener sin temor algúno, solo es necesario comprobar su función y verificar si existen dependencias.
Por ejemplo en un equipo sin acceso a la red se pueden detener todos los relacionados.

¿Cómo guardar la configuración predeterminada de los servicios?

Todos los datos de la configuración de los servicios se guardan en una clave del Registro de Windows.
Siempre es recomendado tener una copia de dicha clave, para ante cualquier conflicto con solo dos clics restaurar la configuración predeterminada.
Para guardar la clave haz lo siguiente:
• Abre Regedit, el Editor del Registro. Para eso escribe en la pantalla de inicio: REGEDIT y presiona la tecla Enter.
• Navega hasta la siguiente clave: HKEY_LOCAL_MACHINE\SYSTEM\CurrentControlSet\Services
• Da un clic derecho encima de la carpeta Services y en el menú escoge: Exportar

Ver el archivo adjunto 1114

• Dale un nombre y guarda el archivo en un lugar de fácil acceso.
• Para restaurar la configuración bastara con dar dos clics en el archivo REG guardado.

Después de configurar los servicios y de comprobar que el equipo funciona correctamente, se puede guardar dicha clave con otro nombre y de esa forma tener a salvo la configuración creada.
Lee más información sobre el uso de Regedit en Windows: Como modificar y editar el Registro de Windows

Servicios que no son de Windows


Todos los servicios no son del sistema operativo.
Muchos de los programas o aplicaciones que instalamos, crean e inician sus propios servicios.
Si corresponden a programas que utilizamos solo ocasionalmente, resulta de utilidad poner su modo de inicio en Manual.

Cómo saber qué servicios han sido creados por otros programas?

La forma más sencilla y rápida de identificar los servicios creados por programas o aplicaciones que instalamos, es usar la herramienta Configuración del sistema como referencia.
Para abrirla introduce en la herramienta Ejecutar (Windows + R) MSCONFIG y presiona la tecla Enter.
Abre la pestaña Servicios.
Marca la casilla: Ocultar todos los servicios de Microsoft.


Ver el archivo adjunto 1115
 
Arriba Pie