Halcash remesas via movil

Este sistema permite enviar remesas de forma sencilla mediante mensajes de móvil y posterior recogida en cajeros automáticos

Halcash es un nuevo sistema de envío de dinero que promueven ocho cajas y entidades bancarias. Su sencillo funcionamiento se basa en el teléfono móvil y en la densísima red de cajeros que cubre España. Ni siquiera es necesario que el destinatario tenga una cuenta bancaria, por lo que se constituye en una alternativa interesante para mandar dinero a familiares tanto en España como en Ecuador, los dos países donde funciona esta forma de micropago que se quiere extender a otros países.

Halcash es un sistema de micropago que se alía con las nuevas tecnologías pero que camina en busca de la sencillez absoluta, en la línea de aplicaciones que siguen este concepto, como Jajah en la telefonía IP. Mientras otras iniciativas se han centrado en desarrollar el uso del teléfono móvil para pagar en los gastos cotidianos, Halcash apuesta por el envío de dinero entre personas, ya sea por ayudar a un familiar o amigo o, incluso, como forma de pagar por los servicios prestados.

Este sistema se diferencia de otros que usan el celular, como Mobipay, en que no se pueden efectuar compras en comercios

Con estos objetivos, Halcash emplea dos de las nuevas tecnologías que más se han extendido en la sociedad española, el teléfono móvil, cuya penetración es superior al 100%, y los cajeros automáticos, empleados habitualmente para disponer de dinero en efectivo.
Apuesta por la simplicidad

De esta manera, logran que el usuario esté familiarizado con las herramientas que intervienen en el proceso y supera en facilidad de uso a otras alternativas, como Paypal, que se basan en Internet. A su vez, este sistema se diferencia de otros que usan el celular, como Mobipay, en que no se pueden efectuar compras en comercios, sino que únicamente sirve para enviar dinero.

Detrás de Halcash se encuentran ocho bancos y cajas de ahorro: Bankinter, Caja Laboral, Banesto, Bancaja, Cajamar, Caja de Ahorros El Monte y Banco Guayaquil, de Ecuador.

Sólo pueden mandar dinero los clientes de los bancos que participan, aunque no se necesita ni que la persona destinataria tenga abierta una cuenta con estas empresas ni que disponga de una tarjeta de crédito

Como es lógico, sólo se puede funcionar con este sistema en los cajeros de estas entidades, y sólo pueden mandar dinero sus clientes, aunque no se necesita ni que la persona destinataria tenga abierta una cuenta con estas empresas ni que disponga de una tarjeta de crédito. En la actualidad, Halcash se promociona con el atractivo de que no tiene costes el envío del dinero. Sin embargo, el coste de este servicio es de dos euros.

Por otro lado, la cantidad que se puede enviar parte del mínimo de 100 euros hasta un máximo de 6.000 euros, siempre de particular a particular. Como el sistema depende de los cajeros, se debe tener en cuenta que no se deben elegir cifras que acaben en 5, porque no se suelen dispensar estos billetes, por lo que es conveniente redondear a cero.
Cómo funciona Halcash

Para enviar dinero con Halcash se necesita conocer el número de teléfono móvil del destinatario. Después, y en función de los sistemas que ofrezca cada entidad, sus clientes pueden tramitar la orden por Internet, por teléfono, en los cajeros, en las oficinas presenciales o, incluso, por SMS. Tan sólo deben especificar la cuenta de cargo, el importe que se desea enviar, el número de teléfono del receptor y elegir una clave de 4 números.

El siguiente paso consiste en contarle al destinatario cuál es la clave que se ha elegido. Obviamente, en este punto se debe prestar atención a la confidencialidad y no se debe enviar por correo electrónico sin cifrar, que es fácilmente interceptable, sino elegir otras opciones más seguras, como el teléfono.

Mientras se transmite la clave necesaria para retirar el dinero del cajero, el sistema de Halcash remite un mensaje corto al móvil del destinatario con los datos del remitente, la cifra exacta que se manda y una nueva clave de 4 dígitos generada aleatoriamente.

Este último punto supone una mayor seguridad para el usuario en la transacción, porque, si alguien lograra interceptar la primera clave, no podría hurtar ese dinero a menos que también conociera la segunda.

En ese momento, y durante un plazo máximo de 10 días, el destinatario puede acudir a cualquiera de los cajeros de las ocho entidades citadas y pulsar el botón Halcash para retirar el dinero, después de introducir las dos clave antedichas y la cifra enviada.

Enviar dinero al extranjero

Los inmigrantes que manden dinero a Ecuador por Halcash deben tener en cuenta que, debido a que en los cajeros no se dispensan todos los billetes, las entidades cobrarán como comisión la diferencia entre la conversión de euros o dólares y lo que pueda dar el cajero en billetes.

Por ejemplo, si se mandan 250 euros, que suponen aproximadamente 187 dólares al cambio, el destinatario sólo podrá retirar 180 dólares, a menos que el cajero también ofrezca billetes de 5. Por esta razón, es importante redondear en dólares la suma enviada para que llegue la máxima cantidad posible de dinero.

Con su actual configuración, Halcash supone una alternativa muy interesante para toda la colonia ecuatoriana residente en España que, según el Avance del Padrón a 1 de enero de 2007, supone un total de 421.384 personas, y que habitualmente envían dinero para ayudar a sus familiares y allegados en su país natal.

Hasta ahora, estas personas realizan las remesas mediante servicios que tampoco obligan a tener cuenta bancaria en destino, como Western Union o Money Exchange, y últimamente también a través de las entidades bancarias, que han rebajado sus comisiones para captar parte del negocio.