Mejorar nuestra red inalambrica

Las redes wireless son cómodas, entretenidas y algunas terriblemente lentas.

Si el rendimiento de nuestra red inalámbrica es malo a pesar de que los equipos encuentran más o menos cerca, intenta ajustar si es posible la posición de cada antena.

La orientación también importa, ya que colocarla por ejemplo en un ángulo de 90º puede producir un gran cambio.

Asimismo, es posible utilizar algún programa como NetStumbler, para averiguar la potencia de la señal y descubrir las mejores posiciones.

Otra técnica muy efectiva cosiste en cambiar el canal inalámbrico en todos los dispositivos Wi-Fi (consulta el manual del equipo).

Por ejemplo si nuestro vecino utiliza el mismo canal, podría producirse interferencias en nuestra red y el uso de otro canal diferente podría mejorar en gran medida la cosa.