Redes PLC

PLC son las siglas de Power Line Communications y su objetivo actual es proporcionarnos conectividad con redes locales a través de la instalación eléctrica ya existente en hogares y empresas.

Cómo funciona

PLC usa los cables eléctricos para transmitir datos, para lo cual lo primero que necesita es separar de algún modo la información digital de la seña eléctrica que sirve para alimentar nuestros electrodomésticos.

Esto lo consigue de forma similar a cómo las líneas ADSL separan la señal de voz de la de datos, es decir, con un filtrado en frecuencia. Por una parte tenemos la corriente eléctrica que viaja a baja frecuencia (en España a 50 Hz) y a relativamente alto voltaje (220 voltios).

Por otra tenemos la señal de datos que se encuentra en una frecuencia superior (decenas de MHz) y con un voltaje muy inferior, que es separada mediante un filtro incluido en los adaptadores PLC.

Los estándares asociados a la tecnología PLC fueron definidos por la HomePlug Powerline Alliance y por la Universal Powerline Association. El más habitual es el HomePlug, normativa que encontramos en la mayoría de equipos de uso doméstico que podemos adquirir en el mercado y que nos permite conexiones entre todo tipo de equipos (además de ordenadores) como televisores, sistemas de sonido, videoconsolas, etc.

Ventajas e inconvenientes

Ya lo hemos ido comentando, pero vamos a dejarlo claro: PLC actualmente es una tecnología que permite interconectar equipos dentro de una red doméstica. Es decir, no nos proporciona acceso a Internet, algo para lo cual deberemos tener una conexión de ADSL, fibra óptica, cable o Internet móvil por ejemplo.

Su principal ventaja es que nos permite instalar una red en casa sin tener que desplegar cables ni tener que realizar difíciles configuraciones como puede llegar a suceder con WiFi.

Además, es una tecnología bastante rápida, siempre que las condiciones de nuestra instalación eléctrica sean adecuadas, permitiéndonos velocidades de red que según el adaptador pueden alcanzar los 500 Mbps. También tiene una amplia cobertura, típicamente de varios centenares de metros lineales en el cableado.

Su principal inconveniente en mi opinión es el precio, ya que los adaptadores no son baratos, aunque en los últimos años su consumo se ha incrementado bastante permitiendo una notable reducción de precios