El nuevo sistema de contraseñas de Windows 8 permitirá usar imágenes y gestos

Windows 8 también innovará a la hora de introducir contraseñas para iniciar sesión. Microsoft ha detallado cómo funcionará un nuevo sistema a base de imágenes y gestos que aseguran será más cómodo y seguro para el usuario, aunque sólo en los dispositivos que cuenten con una pantalla táctil.

Hace unos días supimos que incluiría un sistema por el cual se permitirá almacenar contraseñas para hacer más sencillo su recordatorio a la hora de navegar y acceder a los diversos servicios.

En esta ocasión Microsoft ha decidido crear un nuevo sistema más allá de los clásicos caracteres con el teclado y centrándose en las nuevas posibilidades que ofrecen los dispositivos táctiles como las tabletas, puesto que, recordemos, Windows 8 irá destinado a trabajar tanto en PC como en tabletas.

Según han anunciado los desarrolladores, a partir del nuevo sistema operativo se podrán utilizar imágenes y gestos sobre ellas para acceder al escritorio de la plataforma. Con ello permitirán ahorrar tiempo a los usuarios de tablets, puesto que en los teclados táctiles resulta un tanto espesa la tarea de introducir caracteres especiales o mayúsculas, algo, por otro lado, más que recomendable a la hora de reforzar las contraseñas.

La compañía ha explicado en su blog cómo funciona este sistema. Tras elegir una imagen, ésta queda dividida en varias partes sobre las que se dibujan los gestos a la hora desbloquear el dispositivo. El sistema reconocerá los gestos introducidos como, por ejemplo, trazar una línea recta desde la cara de un personaje en la imagen hasta otro punto o dibujar círculos virtuales alrededor de los protagonistas de la imagen. Además, el sistema guardará el orden en el que el usuario traza estos gestos.

En definitiva, un sistema muy similar al que ofrecen ahora los distintos smartphones y tabletas y que muestra la cara apuesta de Microsoft por los dispositivos táctiles. Habrá que ver hasta qué punto el funcionamiento del sistema es tan preciso como se espera, porque en caso de no ser así podría ser un auténtico suplicio iniciar sesiones en el próximo Windows 8. En sólo unos meses tendremos la respuesta.