Preguntas frecuentes redes WiFi

Preguntas frecuentes redes WiFi 

¿Qué es WiFi?
WiFi, la abreviatura de Wireless Fidelity, es la denominación genérica para los productos que incorporan cualquier variante de la tecnología inalámbrica 802.11, que permite la creación de redes de trabajo sin cables también conocidas como WLAN, Wireless Local Area Netwoks.

En un principio, la expresión Wi-Fi era utilizada únicamente para los dispositivos con tecnología 802.11b, el estándar dominante en el desarrollo de las redes inalámbricas, que funciona en una banda de frecuencias de 2,4 GHz.

Con el fin de evitar confusiones en la compatibilidad de los aparatos y la interoperabilidad de las redes, el término Wi-Fi se extendió a todos los dispositivos provistos con tecnología 802.11 (ya sea 802.11a, 802.11b, 802.11g, 802.11i, 802.11h, 802.11e, con diferentes frecuencias y velocidades de transmisión).

¿WiFi realmente funciona o es experimental?

WiFi De ninguna manera es una tecnología experimental sino que se trata de tecnología madura y probada avalada por los estándares 802.11 de la IEEE. Los dispositivos están completamente normalizados y su interoperabilidad asegurada por los estándares anteriormente mencionados, en particular el estandar WiFi para los dispositivos 802.11b.

¿Qué alcance tienen los equipos?

Esta pregunta no tiene respuesta sencilla dado que el alcance está dado principalmente por el sistema de antena utilizado y las características propias del equipo (potencia de transmisión y sensibilidad de recepción).

Para comprender la respuesta es necesario explicar algunas cosas, lo que haremos con una analogía a continuación: Imagínese a dos personas que intentan comunicarse vocalmente a distancia. Estas personas utilizan su boca para emitir y sus oídos para recibir.

Que la comunicación suceda en ambas direcciones depende fundamentalmente del volumen de voz empleado por cada uno y también de la sensibilidad del oído de cada uno para oir lo que llega de la voz del otro. Los factores ambientales, como por ejemplo el ruido también deben ser tenidos en cuenta ya que afecta adversamente la calidad de la comunicación.

La relación entre señal y ruido, comúnmente expresada con la sigla SNR (Signal to Noise ratio) es un valor sumamente importante que determina la calidad de una comunicación y expresa cuánto se distingue el volumen de la voz de uno de nuestros interlocutores del ruido circundante.

Cuanto más alto sea este valor, tanto mejor. Si ambos personajes se encuentran en un cuarto cerrado, este valor será altísimo, pero si en cambio se encuentran en un estadio de fútbol durante un partido River-Boca este valor será extremadamente bajo.

En el caso de los equipos 802.11b cada equipo tiene una determinada potencia de salida especificada en dBm (decibeles miliwatt) o directamente en miliwatts, que puede ser directamente comparada con volumen de la voz en nuestra analogía anterior.

Un incremento de 3 unidades en la escala de dB equivale, aproximadamente, al doble de la potencia expresada en miliwatts o lo que es lo mismo, el doble de volumen.

Las unidades dB también sirven para especificar la sensibilidad de los receptores, lo que sería volumen de voz más bajo que nuestros personajes de la analogía son capaces de oir inteligiblemente.

Es por esta razón que la respuesta no es sencilla, dado que deben tenerse en cuenta la mayor cantidad posible de factores intervinientes para poder realizar un cálculo que permita determinar a priori si una conexión puede funcionar o no.

Muchas veces esto no es suficiente y es necesario realizar pruebas concretas en el lugar para poder responder esta pregunta, especialmente si la condición de que exista una línea recta libre de obstáculos entre los puntos a conectar no se cumple.

Algunos valores de referencia típicos para un emisor de 15 dBm y receptor con sensibilidad de -82 dBm equipados con un sencillo dipolo de 2 dBi a 11 Mbps son: 30 metros en interiores 150 metros en exteriores

¿Qué signfican dBm, mW, dBi?

db es una medida de potencia, muy adecuada para expresar intensidad de señales, llamada decibel en honor a Alexander G. Bell. dBm es la unidad “decibel miliwatt” que es directamente convertible a watts, es una unidad de potencia. dBi es la unidad utilizada para expresar la ganancia de las antenas.

La energía entregada por los equipos es irradiada al espacio a través de las antenas, el valor de dBi corresponde a la ganancia respecto de una antena ideal (teórica) que sólo se limite a irradiar la potencia recibida del equipo y transmitir al mismo las señales recibidas desde el espacio sin sumar ni restar potencia.

Según su diseño una antena puede aumentar el nivel de las señales transmitidas y recibidas (ganancia) al igual que variar la selectividad del espacio irradiado por la misma (direccionalidad).

¿Cómo aumento el alcance: puedo cambiar la antena?

A prácticamente cualquier equipo se le puede conectar una antena externa. Por supuesto que si el equipo tiene un conector con ese propósito es algo muy práctico y nos permite mantener la garantía del equipo si eso es algo que nos preocupa.

Uno de los problemas más importantes es la longitud del cable entre el equipo y la antena. Para la norma 802.11b se utilizan cables de 50 Ohm de impedancia. Sin embargo existen diferentes calidades de cable que tienen que ver con diferentes dimensiones físicas y diferente cantidad de pérdida (expresada en dB) por metro de conductor.

Por ejemplo un cable barato como el RG58 tiene típicamente una pérdida de señal a 2.4 Ghz de aproximadamente 1,2 dB por metro.

¿Como aumento el alcance: puedo usar un amplificador?

Los amplificadores son una opción, pero deberían ser la última opción a utilizar tanto por su elevado costo (u$s 300 por puesto) como por su performance (disminución del valor de SNR). Generalmente todo puede ser resuelto con el sistema de antenas indicado para cada aplicación.

¿Si quiero conectar más de 2 computadoras entre si, estoy obligada a comprar un Access Point?

No, pero un Access Point, que viene a cumplir entre otras cosas el rol de un hub inalámbrico, ayuda espacialmente a mantener la conectividad entre todas las computadoras de una red WiFi, simplificando notablemente el proceso de instalación y administración de la red.

¿Es mejor el equipo con más potencia de transmisión?

No siempre. Un valor usualmente descuidado y ocultado por los fabricantes es la sensibilidad del receptor. Si bien la potencia de transmisión para los equipos 802.11b siempre está entre los 15 y 17 dBm la sensibilidad de los receptores puede variar, según el fabricante, en hasta 10 dB entre diferentes modelos.

¿Que la línea recta entre las antenas esté libre de obstáculos es una condición indispensable?

No, pero que no haya obstáculos simplifica y asegura muchas características del enlace, como también si se mantiene despejado el radio de Fresnel (un punto lamentablemente ignorado por el público menos capacitado) que debe estar libre entre las dos antenas.

Los obstáculos, dependiendo de su naturaleza material, pueden ser importantes bloqueadores de la radiación electromagnética en las frecuencias utilizadas por la norma 802.11b. De todas maneras un enlace puede funcionar a pesar de los obstáculos si la absorción de señal no es intensa y por el fenómeno de difracción.

¿Es suficiente que las antenas se vean para que el enlace funcione?

A pesar de lo que vulgarmente se cree, la respuesta es: no.

Para que el enlace funcione en su máximo rendimiento teórico es necesario que además de haber una línea recta sin obstáculos entre las antenas, haya un área alrededor de esta recta libre de obstáculos también.

Esta área es conocida como zona de Fresnel. El radio de esta zona depende de las características del enlace y puede ser calculado matemáticamente.

¿Qué son IEEE 802.11a,b y g?

Los tres son estándares para conexiones inalámbricas: 802.11b y 802.11g son estándares que modulan sus transmisiones en la banda ISM (Industrial, Scientific, Medical) de 2.4 Ghz. 802.11b, popularmente conocido como WiFi, funciona con conexiones hasta 11 Mbps y 802.11g lo hace hasta 54 Mbps o sea casi 5 veces más rápido que su predecesor.

La nueva norma 802.11g establece que todos los equipos que la cumplan deben ser capaces de comunicarse con sus antecesores 802.11b en forma transparente lo cual la convierte en la virtual sucesora tecnológica de la norma más vieja.
802.11a modula en la banda de 5.8 Ghz y es capaz de realizar conexiones de hasta 54 Mbps.

Esta tecnología requiere de infraestructura no compatible con la tecnología de 2.4 Ghz. Si bien es una ventaja que la banda de 5.8 Ghz está mucho menos contaminada radialmente, en esta frecuencia las pérdidas de señal en los cables se ve aumentada y alcance de la señal se ve disminuido.

La norma 802.11g utiliza la misma técnica de modulación que la 802.11a, claro que a diferentes frecuencias.

mda_caz

1 comentario en “Preguntas frecuentes redes WiFi

Los comentarios están cerrados.