Programador de tareas

El programador de tareas en Windows 10

El Programador de tareas de Windows 10 es una herramienta que lleva existiendo en el sistema operativo de las ventanas desde hace muchos años. Sin embargo, no es precisamente popular, y no se usa mucho por su desconocimiento.

Esta función de programar tareas puede llegar a ser muy útil si decides que hay cosas que te gustaría que tu ordenador hiciera siempre por ti, especialmente cuando se trata de las tareas más repetitivas. La aplicación te deja elegir horarios o circunstancias exactas en las que un proceso debe llevarse a cabo, y usarla no es nada complicado, así que te explicamos cómo.

Establecer recordatorios, decidir cuando el ordenador se apaga y cuando entra en suspensión, programar una hora para que el sistema despierte de forma automática, iniciar aplicaciones de forma automática cuando inicias sesión, borrar todos los archivos de una carpeta, enviar emails de forma automática, etc. Son todas cosas que puedes hacer con el programador de tareas en Windows 10.

Aunque prácticamente no ha cambiado nada desde Windows Vista luce exactamente igual su interfaz que en Windows 10, en la última versión del sistema de Microsoft, el Programador de tareas no ejecuta algunas ordenes si el nuevo modo ahorro de batería está activo. Es básicamente la única diferencia entre Windows 10 y las otras versiones de Windows.

Por esa razón deberás tener en cuenta que cuando el modo de batería esté activo, una tarea programada no se llevará a cabo si debe iniciar cuando el ordenador está en reposo o llevando a cabo el mantenimiento automático, o si la tarea no está programada para ejecutarse cuando el usuario haya iniciado sesión.

Cómo programar tareas

Presiona el botón de inicio y escribe programar tareas o programador de tareas, aunque los resultados parecen diferentes, los dos abren la misma ventana principal de la herramienta.

Programador de Tareas

El Programador de tareas tiene tres columnas de información.

En el panel de la izquierda hay una lista de carpetas donde se organizan las tareas programadas, en el medio está el resumen del Programador de tareas con todas las que se encuentran activas de momento, y a la derecha está el panel de Acciones que te da acceso rápido a elementos frecuentes.

Para crear una nueva tarea debes hacer clic en Acción y luego en Crear tarea básica. La opción Crear tarea es un poco más avanzada, no tiene asistente y te deja crear la tarea directamente desde el panel de propiedades. Así que, para empezar usaremos el asistente. Asigna un nombre y una descripción a tu tarea y haz click en siguiente.

Ahora deberás elegir cuando quieres que se inicie la tarea. Puede ser a diario, cada semana, cada mes, una sola vez, cuando se enciende el equipo, cuando un usuario inicia sesión, o cuando se registre un evento específico. Esto es el desencadenante o trigger.

Según lo que eligieras, lo tendrás que configurar en el siguiente paso. En este caso concreto debemos especificar el día y hora de ejecución.

Lo siguiente es examinar las carpetas de tu equipo en busca de la ruta al programa que quieres ejecutar. Puedes hacerlo de forma sencilla si tienes un acceso directo en el escritorio, solo busca el icono de tu programa, haz clic derecho sobre él, luego en propiedades y copia la ruta de Destino. En este ejemplo hemos decidido hacer una limpieza con la ayuda de CCleaner, iniciado en modo automático mediante el modificador /AUTO.

Hecho esto, tu tarea ya estará lista. Este asistente simplifica el proceso, ocultando las características más avanzadas del programador de tareas.

Aquí podrás, entre otras cosas, indicar algunas condiciones para la ejecución de la tarea, como inactividad, conexión a Internet, etc.

Tu tarea aparecerá ahora en la lista de Tareas activas. Si haces doble clic sobre ella podrás acceder a sus propiedades pero no podrás cambiar nada. Para editar las propiedades de una tarea ya programada debes seleccionarla y luego en el panel de acciones a la derecha, hacer clic en esa misma opción.