Proteger una carpeta en Windows Vista

La protección de una carpeta consistirá en que no sea accesible ni la puedan modificar ningún usuario que tenga acceso a nuestro PC.

A menudo las carpetas creadas sólo son accesibles por el usuario que las crea y por el grupo de Administradores, el fallo de seguridad viene dado cuando el resto de usuarios del PC también son Administradores.

Para poder proteger nuestra carpeta de todos los demás usuarios del PC acudiremos a la ventana de permisos de la carpeta elegida.

Seguidamente eliminamos a todos los usuarios y grupos con permisos sobre esa carpeta.

Por último cambiamos el propietario de la carpeta a nuestro usuario, porque en ocasiones el propietario de una carpeta es el grupo al que pertenece el usuario y no el usuario que creo la carpeta, por lo que otro usuario dentro de nuestro grupo podría cambiar los permisos sobre nuestra carpeta.

Finalmente agregamos nuestro usuario a la lista de permisos con Control Total.

De esta manera, aunque el resto de usuarios pueda o no visualizar la carpeta que hemos protegido, no podrán acceder a su interior, no podrán modificarla ni borrarla, aunque sean administradores del equipo.

Es una buena manera de proteger la carpeta de usuario frente a otros usuarios del PC, ya que la única manera que tiene cualquier ususario de acceder al objeto es quitar el UAC de Windows Vista, si tiene permisos.