Reduce tamaño imágenes con Shrink

En este truco vamos a ver como reducir tamaño imágenes con Shrink

Ya hablemos de entornos profesionales, como más domésticos, lo cierto es que cada vez estamos más acostumbrados a tratar con imágenes de todo tipo, ya sea para uso personal, para usarlas en proyectos de diversa índole, o para compartir con otros usuarios o familiares  a través de Internet

Edita y personaliza fotografías propias en minutos con Shrink

Y es que hay que tener en cuenta que gracias a estas tareas de reducción de imágenes a las que hacemos referencia, podremos ahorrar tanto tiempo en el envío, como datos si lo hacemos desde algún dispositivo móvil. Además a esto hay que sumarle que, por regla general, los dispositivos de captura que usamos en los tiempos que corren, suelen hacer fotografías de alta calidad, por lo que su peso es muy superior al de hace solo unos años.
Pues bien, para llevar a cabo este tipo de trabajos de reducción de imágenes, hoy en día tenemos varias alternativas disponibles, tanto en Internet como a nivel local, por lo que en estas líneas os vamos a hablar de una interesante aplicación web especialmente diseñada para todo ello.

 

Reduce tamaño imágenes con Shrink

Comprime tus fotografías on-line con Shrink

En concreto nos referimos a Shrink  https://shrinkme.app/, una propuesta de este tipo que nos va a permitir comprimir nuestras imágenes en pocos segundos y de manera extremadamente sencilla.
Al soportar el método de arrastrar y soltar, bastará con que pinchemos sobre un archivo fotográfico que tengamos guardado en nuestro disco duro, y lo soltemos en la aplicación web una vez la hayamos cargado en el navegador. Al mismo tiempo para su carga contamos con el botón Select y cabe mencionar que en este caso podremos tratar con imágenes en formato JPG o PNG. Para poder agilizar todo el proceso de compresión,nos permite que carguemos varias imágenes de manera simultánea para su tratamiento automatizado.

También diremos que Shrink no nos pone ningún límite en lo que se refiere al peso inicial de los archivos con los que vamos a trabajar, y aseguran que el ratio de compresión medio que se lograr, por ejemplo, para una fotografía en formato JPG, está en torno al 60%, algo que se lleva a cabo en solo unos segundos por imagen comprimida.