Categorías
Trucos Windows 10

Restablecer Windows 10

En este artículo explicamos cómo restaurar Windows 10 y los diferentes modos que hay disponibles. En unos pocos pasos podrás dejar tu ordenador limpio y con Windows 10 funcionando óptimamente.

Una de las grandes ventajas que nos brinda Windows 10 es la posibilidad de restaurarlo a su estado original, es decir hacer un hard reset, con lo que restauraríamos el sistema como si de un formateo se tratase, pero con la gran ventaja de que dispondremos de varias opciones de recuperación que no encontraríamos en un clásico formateo en limpio.

Cómo restaurar Windows 10

Para restaurar Windows 10, restablecerlo o hacerle un hard reset, hace falta ir a Configuración y luego a la sección de Actualización y seguridad. Ahí podemos un apartado que indica Recuperación. Si pulsamos sobre él, encontramos a la derecha información de cómo restablecer el PC. Se trata de la primera opción.

Restablecer Windows 10

Microsoft ya nos indica que si el ordenador no se ejecuta correctamente, o se quiere borrar todo el contenido, se puede restablecer para intentar solucionar el problema. Pulsando sobre el botón de comenzar arrancamos el asistente, y tendremos acceso a varias opciones

Tipos de hard reset en Windows 10 para PC

Windows 10 contempla tres tipos de hard reset, restablecer o restaurar el PC. Son los siguientes:

Mantener mis archivos. Con esta opción se borrará todo el sistema operativo pero se mantendrán los archivos personales como música, documentos, vídeos, etc.

Quitar todo. Con esto se borrará tanto el sistema operativo como los archivos personales y la configuración.

Restaurar la configuración de fábrica. Normalmente los ordenadores vienen con una copia de seguridad del sistema operativo tal cual lo hemos comprado. Esta opción solo hay que escogerla en casos extremos, ya que además podría llevarnos a un sistema operativo anterior, como Windows 7 o Windows 8, teniendo que realizar todo el proceso de actualización de nuevo.

Tipos de hard reset en Windows 10 para PC

Se debe tener en cuenta que en todas estas opciones se elimina el sistema operativo y todos los programas instalados en el equipo.

Si nuestro Windows 10 estaba activado por Microsoft no será necesario el introducir nuestra clave ya que la activación se realizará automáticamente a través de internet, por lo que cuando finalice el proceso, y a su término nuestro Windows 10 continuará activado como estaba antes.

Restaurando Windows 10 manteniendo mis archivos

Si escogemos la opción de restaurar o hacer un hard reset de Windows 10 manteniendo mis archivos, el sistema realizará un análisis de lo que tenemos instalado para pasar a indicarnos que:

Las aplicaciones que sean de la tienda será sencilla su reinstalación, ya que bastará con irnos a nuestra biblioteca y ahí escoger las que queramos volver a tener.

Para las aplicaciones clásicas de escritorio, se necesitará el software de instalación para volver a disponer de ellas. Para ello, Windows lo que hará es dejarnos en el escritorio un listado de todas esas aplicaciones, para que no tengamos que apuntarlas, y así luego reinstalarlas.

Restaurando Windows 10 manteniendo mis archivos

Una vez que pulsemos sobre el botón de siguiente, Windows 10 nos hará un resumen de las operaciones a realizar:

  • Quitar todas las aplicaciones y programas que no se incluían con el equipo.
  • Cambiar la configuración a sus valores predeterminados.
  • Reinstalar Windows sin quitar archivos personales.

El equipo se reiniciará comenzando todo el proceso de restauración.

Restaurando Windows 10 quitando todo

En esta opción de restaurar o hacer hard reset de Windows 10 quitando todo, el proceso cambia un poco. En este caso el objetivo es eliminar, además del sistema operativo, hasta los archivos personales. Por ello, la siguiente propuesta que nos ofrece Windows 10 es la de escoger por qué método se van a borrar los archivos personales:

Método rápido pero menos seguro. No por efectividad del proceso, sino porque el contenido de los archivos no se borra físicamente en el disco duro, pudiendo ser recuperado por expertos. Esto nos vale si el equipo va a ser para nosotros mismos.

Método más lento pero seguro. En esta opción se hace un borrado definitivo de los datos y por lo tanto se hace casi imposible que los datos se puedan recuperar. Esta opción es la mejor si vamos a vender o dar nuestro ordenador.

Restaurando Windows 10 quitando todo

Cuando hayamos elegido la opción adecuada se nos indicará la acciones que se realizarán

  • Quitar todos los archivos personales y las cuentas de usuario en el equipo.
  • Quitar las aplicaciones y programas que no se incluyeran con Windows 10 desde su tienda.
  • Quitar los cambios realizados en la configuración personal.

El equipo se reiniciará y comenzara la restauración con lo que habremos devuelto a Windows 10 a su estado original. Como podéis ver, ahora podemos proceder a limpiar y reinstalar nuestro Windows 10 cuando queramos, y sin necesidad de bajarnos ficheros o programas de instalación de ningún lugar. No es lo mismo que disponer de una copia de seguridad, por supuesto, pero a fin de cuentas es un sustituto bastante eficaz, ya que nos permitirá dejar Windows 10 como recién instalado.

Actualizar o reparar desde símbolo del sistema