Suprimir las molestas ventanas de avisos de Windows XP

Suprimir las molestas ventanas de avisos de Windows XP

Estás ahí, ocupándote de tus cosas, escribiendo un documento, correo electrónico o mensaje instantáneo en tu computadora. Quitas la mirada de la pantalla por un momento y cuando vuelves a verla te das cuenta de que realmente no has escrito tus últimas líneas de texto. Sin saberlo, ha aparecido un nuevo cuadro de diálogo o ventana y una parte de tu texto ha ido a parar allí… o a ninguna parte.
Las aplicaciones que sustraen el foco de tu PC causan algo más que simples molestias: pueden ser desastrosas si el cuadro de diálogo que usurpa el foco te pide desempeñar una operación nociva y tu, sin darte cuenta, oprimes o escribes “y”, que el diálogo interpreta como un “yes” (sí) antes de que veas de qué se trataba. También pudieras cancelar una alerta importante programada sin percatarte de ello.

La solución:
No existen las soluciones infalibles, pero lo siguiente podría ayudarte a mantener tu foco en Windows XP y 2000.

Si no la tienes ya en tu sistema, baja e instala la herramienta gratuita Tweak UI de Microsoft (find.pcworld.com/54026). En Windows XP, abre Tweak UI (para ello pulsa tu acceso directo en el menú Inicio, o selecciona Inicio–>Ejecutar, escribe tweakui y oprime ) y usa el panel de árbol a la izquierda para navegar a General–>Focus [General–>Foco].

En Windows 2000, haz doble clic sobre el icono de Tweak UI en el Panel de control y pulsa la ficha General . En ambas versiones, asegúrate de que esté marcada la casilla “Prevent applications from stealing focus” [“Evita que las aplicaciones usurpen el foco”]. También puedes especificar si el botón en la barra de tareas deberías parpadear (y cuántas veces) cuando el potencial usurpador del foco quiera tu atención. Pulsa Aceptar .

Algunas configuraciones de Tweak UI cambian al estado anterior cuando un programa modifica el Registro más tarde. Para asegurar que el bloqueo del foco esté en vigor cada vez que inicia Windows, abre el Bloc de notas u otro editor de texto. En la primera línea, escribe Windows Registry Editor Version 5.00 y oprime dos veces. Escribe [HKEY_CURRENT_USER\Control Panel\Desktop] y oprime . Por último, escribe “ForegroundLockTimeou”=dword:00030d40 (sin espacios) y oprime.

Selecciona Archivo–>Guardar como, nombra el archivo con la extensión .reg (por ejemplo, focus.reg) y guárdalo en la carpeta que quieras. Toma nota de la ruta que lleva al archivo.

A continuación, escoge Inicio–>Programas (o Todos los programas), pulsa el botón derecho sobre el menú Inicio y selecciona Abrir.
En un área vacía de la carpeta Inicio, pulsa el botón derecho y escoge Nuevo–>Acceso directo .
En el Asistente para crear accesos directos, navega hasta tu archivo .reg, selecciónalo y pulsa Aceptar.
Pon la cadena entre comillas y entonces oprime .

Escribe regedit.exe /s seguido por un espacio al frente de la primera comilla en tu ruta. Cuando termines, la entrada debería ser parecida a esta: regedit.exe /s “c:\archivos de registro\focus.reg” (tu ruta pudiera ser distinta). Pulsa Siguiente, escribe un nombre para tu acceso directo y pulsa Finalizar .

Ahora cada vez que abras una sesión, este acceso directo reincorporará la configuración que evitará el robo del foco.
Lamentablemente, ni siquiera esta técnica detendrá completamente el robo del foco. Si encuentras que una aplicación en particular requiere casi toda la atención, considera tu sustitución por un programa equivalente.

Un saludo.