Trabajar con privilegios de administrador en Windows Vista

Los usuarios Administradores en Windows Vista, en realidad, no tienen todos los permisos como los tiene un verdadero Administrador. Por ello, al ejecutar muchas de las acciones, la pantalla nos abre una ventana donde nos pide la confirmación y nos solicita permiso para ejecutar esa tarea.

Eso se hace realmente tedioso, e incluso hay veces que es imposible asignarse los permisos (por ejemplo, cambiar orden de adaptadores de red, o si un impresora está offline, ponerla online) en cuyo caso es necesario arrancar en el modo seguro y conectarse como Administrador (en un arranque normal, no es posible conectarse como Administrador).

Queda un truco: sabemos que podemos ejecutar la consola de comandos con privilegio de administrador. Simplemente localizamos su icono en los accesorios y con el botón derecho le damos a Ejecutar como administrador.

Como las tareas heredan los privilegios del padre, si desde esa consola arrancamos cualquier cosa, tendrá entonces los privilegios de Administrador.
En particular, si tecleamos: control, nos ejecutará el Panel de Control con privilegios de Administrador y, por tanto, cualquier icono que lancemos desde él, tendrá los mismos privilegios y no solicitará los permisos.¿Cómo ejecutar todo sin permisos?

Aunque no es aconsejable, hay varias maneras de hacerlo.

Una que es inmediata y que está basada en lo anterior, es abrir la consola de comandos con privilegios, arrancamos también el Administrador de tareas y matamos al Explorer.
Ahora simplemente desde la consola, arrancamos un nuevo Explorer y este heredará los permisos de Administrador de la consola.

A partir de ese momento todo lo que se lance será como Administrador,ya que lo lanza el Explorer y heredará los permisos adquiridos por él.